Elisa Zulueta se confiesa con Fotech

Su personaje en la teleserie, Julia, la secretaria de High Fi, era pequeño, pero gracias a su propio empeño, fue creciendo.

Elisa Zulueta entró a Bachillerato en la U. Católica con la difícil misión de obtener un cupo en Teatro, lo que logró para posteriormente titularse como flamante actriz. Reacia a la televisión y apegada al teatro independiente, llegó recomendada por un colega al casting que buscaba a la intérprete de Romina en “Lola”. Pero su destino no sería representar a la malvada en su primera teleserie, sino ser la simpática y querible Julia, que sin duda se ha ganado el cariño de los adeptos a la extendida producción de Canal 13.

¿Por qué decidiste estudiar teatro?
Porque me gusta actuar, me imagino que todo parte por el gusto y el placer. En todo caso, siempre pensé en el teatro como única opción, mi familia es mezcla de artista e intelectual: mi padre estudió literatura e historia y mi mamá es arquitecta, que además se dedica a la música, toda su vida cantó. Yo crecí en ese ambiente, súper estimulada e hiperventilada, no me quedó otra… y hoy pienso que es lo que más me gusta hacer lejos en la vida.

¿Qué habías hecho en televisión antes de “Lola”?
Capítulos de series y bolos en algunas teleseries de TVN.

¿Cómo fue tu llegada al equipo? ¿Cómo te acogieron tus compañeros?
El equipo técnico había trabajado junto antes y son unos amorosos, realmente lo que hay detrás de cámara es un equipo humano jugadísimo, trabajador, acogedor, que te hacen sentir filete, realmente me saco el sombrero por las maquilladoras, peluquería, sonido, técnicos, cámaras, producción, las secretarias, guionistas y toda la gente que trabaja en el área dramática fuera del set. Y el equipo de actores, habían varios que yo ya conocía y que se portaron muy bien, me ayudaron mucho. Y la verdad que la televisión es un lenguaje nuevísimo y depende mucho de la generosidad del resto en tus logros, en sí te suma o no, y en este caso, me tocó un equipo muy bonito.

¿Cómo preparaste el personaje de Julia?
Julia en un principio era una secretaria, mucha más información no se tenía, era un personaje mínimo, funcional dentro de la agencia, más bien recepcionista. Ý me lo dijeron, “Julia no tiene historia, no tiene romances, no tiene mucho cuento” y pensé que dependía de mí entretenerme con ella. Así me puse a inventar cosas súper instintivamente, bien en el momento. Sabía que tenía que ser amorosa y encantadora porque no era su rol ser ni la pesada ni la negativa ni nada de eso. Entonces empecé a agregarle cosas, intensidades y cosas bien en el momento. Por lo demás me dijeron “eres Julia y partes grabando ¡¡¡mañana!!!”. Fue súper fuerte y abrupto. Por otra parte el hecho de tener al Nico Saavedra y la Aranza que son súper increíbles y jugados actores, para mí mi fue un apoyo enorme. Me sumé a su energía y los guionistas empezaron a potenciar un poco más a Julia en relación a la Sole y así fue creciendo.

¿Qué tiene ella de Elisa Zulueta? ¿Eres tan “hot” en la vida real?
¿Ah, ya?, así no más… me acuerdo que en una escena tuve que hacer un “koala” con un vedette y en la calle un señor me gritó “¡Julia!” y me hace el gesto como para que yo le hiciera el koala. Lo miré como “no puedo creerte que me hagas eso”. Jamás, pero jamás andaría por la vida como la Julia. No tiene filtro, yo escondo más las cosas, soy más compadre para mis cosas, me da miedo y pudor la coquetería, al menos conscientemente… algo tendré de coqueta pero es inconsciente. La Julia es terrible, es súper ingenua, yo no, yo soy intensa, pero en otras cosas: me obsesiono con películas, autores, con caminar como loca, pero la Julia está en el límite de la bobería, es la última que se da cuenta que Lalito, su toro, llegó fleto, y ella cree de verdad que Lalo la considera seriamente. Eso no me pasa a mí, soy más escéptica, la vida me enseñó a tener más distancia.

¿Esperabas que tu personaje fuera tan querido por el público?
¿Es tan querido? Es que ni me entero mucho, no sé. Gracias por decirlo, no esperaba nada y lo que sí, es que recibí mucho más de lo que esperé, a mí me cae la raja la Julia.

¿Te dio pudor disfrazarte de un chica de tribu urbana o te gustó la experiencia?
Cuando lo leí dije: “Se me desperfiló la secretaria, la perdimos, de aquí en adelante los guionistas pueden hacer cualquier cosa con ella”. Dicho y hecho: en la vuelta de Lola Julia se viene bien loca. Lo de las tribus urbanas, mmm, no me dio pudor, la Julia se disfraza, no tiene idea qué es un pokemón, es muy mula, todo lo hace por Boggie, que por lo demás le atrae porque imita a Lalo, y porque se siente vieja, imagínate la ridiculez. Todo eso es parte de que Julia no tiene los tornillos bien puestos. De todas formas fue entrete, me veía chica, eso me gustaba.

¿Qué sientes al haber debutado en teleseries en una tan exitosa?
Nunca me enteré que era tan exitosa hasta que salimos de vacaciones: ahí me di cuenta de que la gente la veía. Y ya con el alargue me enteré de que Lola gusta. Imagínate lo bueno que puede ser empezar bien, buenísimo para mí y el resto de los compañeros. De hecho eso hace que estemos nuevamente con pega, en una nueva Lola que se viene delirante.

¿Quién es el compañero de elenco más buena onda?
Todos son buena onda, súper. No podría decir a alguien en especial, quiero volver a nombrar al equipo que hay detrás que son unos grossos. Tengo especial cariño por la Bacha (que hace a la Meche), tenemos amigos en común y nos vemos seguido, es un encanto, pero todos son unos cool, y si me pongo a nombrarlos no terminaría.

¿Es importante para ti ser reconocida o “famosa” por actuar en televisión o te acomoda más el bajo perfil?
Es que soy bajo perfil, soy piola, y lo que menos soy es famosa. No exageremos, Julita amorosa es un personaje más pequeño, es importante hacer lo que me gusta y poder vivir de eso. Pero más importante es ser capaz de darme cuenta que tengo el privilegio de poder pagar mi arriendo haciendo lo que más me gusta en la vida, y que además me da la posibilidad de hacer teatro sin tener que angustiarme por no tener plata, y si algo no paro de hacer es teatro desde que estoy en la escuela.

¿Te gustaría que tu próximo papel en televisión sea también de comedia, te acomoda el estilo?
Tragedia, comedia, drama, acción, todo… démosle. Me gusta todo, pero más me gusta la mezcla de eso, qué más bonito que el dolor y la comedia mezclada. Una vez leí de Roberto Bolaño que decía en un libro de entrevistas que “la risa es la forma que tenemos de evitar llorar”.

¿Cuál es el desafío para ti en la extensión de “Lola”, qué pros y qué contras implican para ti, como actriz, extender tu personaje?
¿El plus? Seguir actuando, tener pega, desarrollar otras áreas de la Julita, estar con el equipo, etc. Estoy agradecida que hayan pensado en mí nuevamente. Y si hay algo en contra, mmm, no sé… estoy agradecida, estoy feliz, sería súper barsa que me quejara, todo bien.

¿Qué se viene para Julia en esta nueva etapa de “Lola”? ¿Encontrará por fin el verdadero amor?
Jajaja, si supieran chiquillos, “Julia está más loca”, eso es lo que escucho cada vez que grabo. Julia enloqueció. Qué va a encontrar el verdadero amor si está loquita, se dispersó, aunque ojo: Lalito, su toro, es su gran amor. Nunca olvidar que lo da todo por el toro. Si tengo que resumir, Julia enloqueció.

¿Extrañaste a Julia en estos meses sin grabaciones? ¿Cómo una actriz se saca el papel después de meses interpretándolo?
Es que la Julia me cae muy bien, la verdad es que terminé Julia, y me puse a ensayar teatro un personaje opuesto y filmé una película hermosa con otro personaje bello. Entonces no paré de trabajar, en personajes súper lindos también, opuestísimos a la Julia. Pero sí, la Julia me cae bien, es liviana, es rico de hacer a la Julia, aunque a veces da pudor.

¿Qué opinas acerca de las teleseries con actores extranjeros?
No sé, no veo teleseries, no veo tele, nunca vi tele hasta como los 13, nada, tengo un vacío. Pero si algo recuerdo es como a los 19 estar viendo una teleserie brasileña un par de veces con Anita Curinao, mi nana linda, y encontraba que eran demasiado grossas. Entonces ¿por qué no?, pienso que siempre se le buscan cosas malas a las nuevas opciones. Era una apuesta, una nueva forma, y creo que en este caso, los puertorriqueños son encantadores. No sé, no es tema para mí, no es de algo que hablé, está todo bien. Mis películas favoritas no son las chilenas precisamente, creo que somos nacionalistas acérrimos cuando nos conviene, para actuar contrariamente. Somos fanáticos de los chilenos a veces, pero la mayoría del tiempo chaqueteamos lo nuestro, me da un poco de monos el tema.

¿Hasta cuándo tienes contrato con canal 13?
Por la extensión de Lola.

¿La actuación fue siempre tu vocación de vida?
Yes, sir.

Estuviste en “Estaciones de Paso”, con Antonia Santa María el año pasado. ¿Cómo fue eso de pasar de un teatro más bien independiente a la televisión, considerando el ritmo de trabajo y lo distinto en materia de actuación?
Es que sigo con el teatro independiente, es lo que he hecho siempre. Poquisísimas veces son las que me han pagado por trabajar, siempre estoy en proyectos que se autofinancian, que se autogestionan, así es el teatro en Chile. Y antes de tener el medio proyecto, hay que saber autogestionarse y tener el cuero para bancarse lo difícil que es hacer teatro, nadie va a venir a tocarte el timbre para financiarte tu obrita. Pero ojo: el que quiere, puede, y yo, siempre quiero. Y ahora con la Antonia estamos trabajando por hacer lo que más nos gusta, una obra que nos tiene súper embaladas. Hacer teatro por la importancia que tiene para nosotros opinar, reflexionar, echar a andar lo cerebros, actuar, trabajar juntas y a ver si a alguien le pasa algo en su cabeza cuando vea nuestra obra… eso es muy cool.

¿Dónde te gustaría seguir tu carrera: teleseries o teatro?
Es que una no excluye a la otra.

¿Cuáles son tus proyectos futuros, en televisión, cine o teatro?
En teatro, estreno ahora el miércoles dos de abril (así es que más les vale ir todos) una obra que se llama “Talk radio”, en el marco de la Muestra de Dramaturgia Norteamericana a realizarse en Lastarria 90. Es hasta el 6 de abril, así es que vayan.
Estoy terminando de escribir “Pérez”, mi obra de la que estoy enamorada y que es la que estamos haciendo con la Antonia, y que estamos bien felices, tiene mucho que ver con todo lo que nos gusta.
Voy a participar en una versión de “La señorita Julia”, que la empezaré a ensayar dentro de este año.
Se estrenarán dos películas que hice este año, así es que eso, a ver qué pasa. Metiéndole buena onda al cine chileno, otra área que se debe a la autogestión.
Y un par de capítulos para series, que eso está bueno por estos tiempos, la cantidad de proyectos de ficción que aparecen, y con apoyo y con gente cool.