“El Sillón de Pedro Presidencial” debutó con Sebastián Piñera: quedó en tercer lugar de sintonía

Con el ex Presidente Sebastián Piñera como primer invitado, se estrenó anoche el programa “El Sillón de Pedro Presidencial”, un ciclo de entrevistas de Pedro Carcuro a los candidatos que aspiran a llegar a La Moneda en marzo de 2018. El ex mandatario se refirió a las últimas críticas que se le han hecho por su patrimonio y reveló detalles de su vida familiar.

En su debut el espacio de conversación tuvo un rating promedio de 8,8 puntos entre las 22:33 y las 23:46 hrs., mientras que en la misma franja horaria Chilevisión registró 6 unidades. En tanto, Mega tuvo 16,8 y Canal 13 13,7 pts.

El ex mandatario abordó las críticas que ha recibido por supuesto “aprovechamiento político”, tras recorrer este fin de semana las zonas nortinas afectadas por el sistema frontal: “Haga lo que haga, se van a comentar las cosas”.

Sobre la polémica que generó su declaración de patrimonio en el mundo político en la que aseguró tener 600 millones de dólares, a diferencia de la estimación de la revista Forbes que alcanza los 2.700 millones de dólares, Piñera aclaró que “Forbes estima un patrimonio familiar. Yo declaré un patrimonio personal”. Asimismo, aseguró que su declaración es muy detallada y contiene más de 100 páginas.

A eso añadió que “hay algunos que lo único que los dejaría tranquilos es que yo me pegara un tiro en la cabeza, y no les voy a dar en el gusto”.
El tono que han alcanzado las campañas presidenciales de los candidatos también fue tema para Piñera. Sobre ello, reconoció que “la campaña ha sido dura, y se va a ir poniendo más dura”.

En cuanto a la controversia que hay actualmente por el humor político, y más precisamente por los dichos del comediante Yerko Puchento sobre Cecilia Pérez, Piñera se cuadró con su ex vocera: “Cecilia Pérez se sintió legítimamente ofendida, y creo que está en su derecho”.

Consultado por si está de acuerdo con la posibilidad de adopción por parte de parejas homosexuales, el ex Jefe de Estado solo atinó a decir que “a mi modo de ver, los niños necesitan que exista el padre y la madre”. También opinó del aborto terapéutico, donde planteó que este acto es “una contradicción” ya que la medicina debe preocuparse de salvar vidas, y no ponerles fin.

Uno de los puntos que más molestia generó en el candidato fue el referirse a la denuncia en su contra que hizo el diputado comunista Hugo Gutiérrez. Sobre esto señaló que fue un acto “miserable” y afirmó que el parlamentario “no tiene límites, ni ética, ni moral”.

El ex mandatario además reiteró sus críticas en contra del gobierno actual por los altos índices de delincuencia, diciendo que “ha dado señales muy ambiguas” al respecto. También expresó sus reparos por la actual política migratoria de nuestro país, señalando que “desgraciadamente, Chile tiene las fronteras muy abiertas”, y se comprometió a poner “mano dura” con los extranjeros que llegan a Chile.

En cuanto a la situación del sistema previsional actual de las AFP, dijo que si llega al Gobierno no lo reemplazará sino que “vamos a mejorar en forma significativa las pensiones y a crear más alternativas”.

Antes de finalizar, afirmó sobre la actual administración de la Presidenta Bachelet que “este gobierno no escucha e insiste en un camino equivocado”, y pese a descartar que aplicarán la política de la “retroexcavadora” garantizó que “vamos a reformar las tres grandes reformas de este gobierno”.