El salto de La Red: Inicia nueva etapa en edificio corporativo diez veces más grande

El pasado viernes finalizó con éxito una operación inédita en nuestra televisión: por primera vez en cuarenta años un canal se cambió de edificio, en sólo tres semanas, y sin dejar de transmitir ni un sólo minuto. Se trata de La Red, señal que este fin de semana concretó el traslado de sus casi quinientos empleados, más de una decena de programas y veinticuatro rostros desde su tradicional ubicación en avenida Manquehue Sur a su primera casa propia en avenida Quilín 3750, y desde donde funcionará en pleno a partir de este lunes.

Así, este lunes el área de prensa de La Red debutará en sus nuevos estudios con la cobertura especial “La Haya: El fallo”, con quiebres en la programación desde las 11:00 horas a cargo de Felipe Vidal en Santiago y Patricio Muñoz, desde Lima. Además esta semana, “#Vigilantes” con Nicolás Copano, “Mentiras Verdaderas” con Jean Philippe Cretton y “Así somos” con Eduardo De la Iglesia, estrenarán sus nuevos sets, los que multiplican en tamaño a los que tenían antes.

Desde 1983, cuando Canal 13 dejó calle Lira para moverse a Inés Matte Urrejola, que un canal de televisión chileno no vivía una operación similar. El traslado comenzó el lunes 6 de enero pasado, cuando Janine Leal y Antonella Ríos hicieron un simbólico corte de cinta en “Mujeres Primero”, el primer programa que se transmitió desde los jardines del nuevo edificio. El inmueble antes alojó al Laboratorio Roche, por lo que tiene estándares europeos de construcción y diseño, que incluso llamaron la atención de la competencia. Y es que un equipo de locacionistas de TVN llegó hasta la nueva sede de La Red con la intención de usar el edificio como locación para su próxima teleserie vespertina, idea que lógicamente descartaron tras saber el destino del inmueble.

Desde esa fecha, y durante estas tres semanas, “Mujeres Primero”, “Mañaneros” e “Intrusos” han sido emitidos desde los jardines del nuevo edificio y esta semana se sumará el resto de los programas. Con esto culmina una operación que se ha realizado dentro de los plazos y presupuestos planificados por la administración liderada por su director ejecutivo Javier Urrutia, quien lleva más de tres años a cargo del canal.

El salto en cifras

El nuevo edificio en Quilín ocupa un terreno total de veinte mil metros cuadrados, con nueve mil metros cuadrados construidos y siete mil quinientos metros cuadrados de áreas verdes, que incluyen canchas de fútbol, quincho y amplias zonas de césped, que ya están siendo aprovechadas por los programas de la mañana. La superficie total es diez veces más grande que el edificio de Av. Manquehue Sur 1201, que La Red arrendó a Chilefilms desde su fundación en 1991 y que tiene poco más de dos mil cien metros cuadrados.

La Red es un canal en crecimiento, y el cambio al primer edificio propio de su historia lo refrenda: además de brindar mejores condiciones a todos sus trabajadores, el nuevo edificio está equipado con tecnología de Alta Definición, lo que permitirá transmitir en HD a partir de finales de este verano.

La nueva infraestructura de La Red tiene cerca de 1.300 metros cuadrados de estudios, más del doble de los estudios de Manquehue (576 metros cuadrados). Las salas de dirección pasan de 81 metros cuadrados, a 226 metros; las áreas técnicas, de 130 metros a 404 metros; los archivos y bodegas crecen un 47% y las áreas comunes saltan de apenas 36 metros en Manquehue a 513 metros cuadrados en Quilín.

Más programas propios

Estas nuevas instalaciones permitirán a La Red seguir aumentando la producción de programación nacional, uno de los sellos de la administración Urrutia, que tomó un canal con una programación basada principalmente en envasados y sin área de prensa. Actualmente, La Red emite 72 horas y media de programas nacionales de lunes a viernes, apenas una hora menos de lo que emite Canal 13.

Y durante el primer semestre de este año, el canal estrenará un nuevo programa diario en las tardes, en una franja hoy ocupada por teleseries importadas. Con eso, aumentará 10 horas semanales de programas propios, lo que lo dejará al nivel de TVN.

Además el canal sigue siendo líder en la llamada segunda pantalla: con su programa “#Vigilantes” ha multiplicado su presencia en Twitter, con trending topics diarios, y las reproducciones de sus videos en su canal exclusivo de YouTube ya acumulan 200 millones, con un promedio de medio millón de reproducciones al día.