El inesperado final de Cory Monteith y su impacto en la fanaticada


Finn Hudson era el líder innato de New Directions, nombre del club de coro de la preparatoria Mackenley High School, en “Glee“. Su principal relación amorosa era Rachel Berry y ambos daban vida a la historia romántica más importante de la popular serie televisiva, seguida por miles de adolescentes y adultos, quienes por más de cuatro años disfrutaron de cada temporada.

La realidad superó a la ficción y esta pareja se formalizó también en la vida real. Fue así como Lea Michele y Cory Monteith confirmaron su relación amorosa y estable hace ya más de un año y, según rumores, estaban comprometidos en matrimonio a llevarse a cabo dentro de unas semanas. Sin embargo, la historia no pudo seguir escribiéndose después de que Cory fuera encontrado sin vida en la habitación de un hotel en Vancouver la madrugada del pasado domingo 14 de julio. Motivos que aún son desconocidos, los cuales se presume se vinculan a drogas, puesto que el actor venía en tratamiento hacía meses, lo cual ya mantenía conmovidos y expectantes a los gleeks.

Monteith, de 31 años, audicionó a la serie en 2008. De acuerdo a los creadores de la serie, tenía el espíritu que necesitaban para encarnar al protagonista. Tal elección fue un acierto y el actor le dio vida al perfectamente imperfecto Finn Hudson, de 16 años, mariscal de campo del equipo de football, quien debido al “chantaje” del maestro William Shuster (quien lo escuchó cantar en las duchas del camarín y encontró un talento innato en el joven) no tuvo otra opción que integrarse al club de coro de los despreciados del colegio. La serie fue éxito en sus dos primeras temporadas, logrando éxitos de ventas en discos, funciones locales y ratings, logrando posicionar a Monteith dentro de los actores favoritos entre adolescentes.

Lo que ocurra en adelante con su personaje en la serie aún se mantiene en misterio. La quinta temporada se comenzaría a filmar el próximo 22 de julio para hacer su estreno en septiembre. Ahora todo es incierto en torno que ocurrirá con la historia de los personajes de Finn y Rachel, quienes paradójicamente no terminaron juntos en la final de la cuarta temporada, aunque todo parecía indicar que, al igual que en la vida real, su historia de amor volvería a darse.

La noticia de su muerte impactó a todos quienes siguen la serie, e incluso a quienes no. Nuestro sitio, lugar que tiene un topic especial en el que participan muchísimos seguidores, no fue la excepción y el pesar de los fanáticos se manifestó tanto en la “Famiglee” (como se han apodado los usuarios que siguen año a año y con detalle cada episodio) como también en quienes no solían ser tan cercanos a la historia. “Me cargaba Glee, pero él era tan lindo”, posteó el usuario Linkin; “sin ser seguidor de la serie, me llega la muerte”, Lokillo Roth; “No quiero creerlo”, Polo; “es que no lo puedo creer, tan joven, tan talentoso u.u puede ser medio exagerado, pero cualquiera se puede ir de un día para el otro”, Maxi Cohen-Chang; fueron algunos de los pesares por parte de los fotechos, quienes aún no logran convencerse de lo sucedido con Monteith. Estos mensajes se suman a los cientos de pesares existentes en Twitter, tanto de celebridades como de fans.

Confiamos en que lo sucedido no tenga una repercusión negativa en el transcurso de la historia de Glee… aunque de todas formas, no podemos evitar la gran pregunta: ¿qué pasará con el personaje de Finn?

Cory: Es tu propia estrella
Lea: ¿Le pusiste mi nombre a una estrella?
Cory: No, bueno pensé en eso, pero terminé llamándola “Finn Hudson” porque ya existe una estrella llamada Rachel Berry y está justo aquí, en la tierra, y brilla mucho más que las demás. Así que quería asegurarme que cuando ella se sienta sola, ella pueda mirar al cielo y sin importar en donde esté, ella podrá saber que la estoy mirando desde arriba…