El fin de una era: Chuck Norris le dice adiós al cine

Este martes el popular actor de setenta y siete años, Chuck Norris, dio a conocer que terminaría definitivamente su carrera en el mundo del espectáculo, para dedicarse por completo a cuidar a su esposa Gena O’Kelly, quien sufre una grave enfermedad, tras haber sido inyectada con gadolinium.

“Punto final a mi carrera como actor” confirma a la revista estadounidense “Good Health” el protagonista de “Walker Texas Ranger”, quien desde ahora se encargará de cuidar a su esposa. En la entrevista afirma que “Dedicaré mi vida entera a mantener viva a Gena, mi mujer, eso es lo más importante, que ella continúe con nosotros”.

La esposa del artista se deterioró luego de ser inyectada con una sustancia que contiene un compuesto químico, el cual puede traer graves efectos secundarios, como afirman los doctores de O’Kelly. “Le dieron una inyección previa a un escáner corporal. Fue en 2013, para comprobar las características de su artritis. La inyección llevaba un contenido metálico llamado gadolinium, que es tóxico y que dañó el sistema nervioso, deteriorándole así los riñones y haciéndole perder habilidades”.

La pareja ha gastado más de dos millones de dólares en tratamientos médicos, por lo que el actor inició una demanda en contra de 11 compañías farmacéuticas, donde acusa a los productores del compuesto químico de haber envenenado a su mujer y los culpa de no avisar sobre los efectos secundarios. Según la revista Time estaría pidiendo 10 millones por los daños causados.