El fenómeno llamado K-Pop

El género musical nacido en Corea del Sur, con el cual han nacido cerca de 240 grupos en los últimos años, se ha convertido en uno de los más importantes a nivel mundial, principalmente entre los jóvenes por su perfeccionamiento en lo coreográfico, contenido audiovisual y cosmética.

Nominalmente, el K-Pop comenzó en la década de los noventa junto al grupo “Seo Taiji y Boys”; sin embargo sus raíces se remontan a los sesenta. La música popular de Corea, o simplemente pop coreano desde que nació, se ha mezclado con otros estilos de occidente como el rock, R&B, country, hip hop, electrónica, entre otros.

Las bandas se forman en agencias de entrenamiento del país, donde preparan a potenciales artistas desde una muy temprana edad, cerca de los 12 años. El adiestramiento es muy estricto: viven en una casa con muchas reglas donde pasan todo el día aprendiendo a cantar, a bailar y a hablar idiomas extranjeros, en especial el inglés, con la idea de formar personas perfectas.

Esto trae algunas consecuencias debido a la presión, tanto de las compañías discográficas y los fans surcoreanos. Así lo explica Lorena Miki, periodista del programa “K&Pop” de Niu Radio: ”Lo que ocurrió con Kim Jong-Hyun, el artista que falleció, es que en el fondo sentía la presión porque en Corea uno tiene que ser muy perfecto. Uno, por como te trata la compañía y los fans surcoreanos, más que los fans de afuera. Son súper estrictos, desde tu vida personal que tiene que ser pulcra hasta como cantas, como te vistes, como llevas tu cabello, entonces te vas transformando en un robot. Muchas veces, la mayoría de los ídolos cuando se casa y tiene familia, se tienen que retirar de la industria. En el fondo tiene que ser perfecto”.

El integrante de la banda SHINee pasaba por una gran depresión, lo que lo llevó al suicidio en diciembre del año pasado. El cantante le escribió una carta a su amiga Jang Hee-Yeon, del grupo Dear Cloud, donde manifestó: “Volverme famoso probablemente no era mi destino. Me dicen que por eso lo estoy pasando mal… ¿Por qué lo elegí?”.

El pop del país asiático contiene frases en inglés, y algunos grupos han adoptado nombres en dicho idioma, para lograr traspasar las fronteras y ser conocidos a nivel mundial. Lugares como Japón, India, Malasia, Chile, Perú, Brasil, Rusia, España han caído rendidos a los pies de éste género.

Y es que según Miki, la clave del éxito del K-Pop es porque “tiene variedad en las letras, en las coreografías y en los vestuarios, siempre van sacando distintas modas, siempre te sorprenden”, explicó. Y es que, claro, las “boybands” y “girlbands”, se destacan por el perfeccionamiento de las coreografías y por el contenido audiovisual de sus videoclips que tienen como función destacar a los miembros de las bandas.

Sobre los anteriores dichos de la periodista, la moda en Corea del Sur es una de los puntos más importantes. Artistas como G-Dragon y CL, ésta última es la musa del estilista Jeremy Scott, se han convertido en íconos de este tipo de tendencias. Por otra parte, en Corea del Sur el uso de maquillaje es muy importante tanto por hombres como mujeres.

“No hay hombre que no se maquille y no se pinte el pelo. Allá de hecho el tiempo que pasan haciendo training, cuando los están preparando para debutar con algún grupo, a ellos los cambian completamente, les hacen un fashion emergency total, si hay alguno que tiene que incluso operarse los rasgos, lo hacen”, agregó Miki.

En nuestro país se ha podido presenciar la efervescencia que generan estas bandas cuando logró romper un récord que solo tenía Madonna y que no siquiera lo logró la “boyband” británica más famosa del último tiempo. One Direction. El año pasado, la agrupación BTS se presentó en el Movistar Arena batiendo la marca de ventas de boletos y asistencias. Según Lorena, esto se debe porque no es frecuente que  los grupos surcoreanos arriben a nuestro país, por lo que las fans dicen: “Si no los veo ahora no los veo nunca más”.