El complicado momento de salud que vive Angie Jibaja luego de que le inyectaran aceite de avión en el trasero

La espectacular Angie Jibaja no vive días alegres luego de que se sometiera a una particular intervención estética con el fin de aumentar de tamaño su trasero.

Según indicó al programa peruano Punto Final, “decidí aumentarme el trasero después de una sacada de vuelta, porque quería verme mejor. Entonces fui al lugar donde mi amiga se había puesto, ahí había una señora que supuestamente era buena gente y la verdad que cuando me lo puso, pensé que había quedado bien y me gustó”.

La situación comenzó a empeorar cuando la modelo comenzó a sentir fuertes dolores en su cola y al revisarse, notó que este se veía deforme, por lo que acudió a un médico para que la revisara. “Fui al doctor y me hice una resonancia magnética, y ahí pude saber lo que tenía. Es horrible, si me animé a contar esto es porque hay más de 20 mil casos (de negligencia) registrados en el Colegio Médico (del Perú)”, señaló.

“La biopsia y el estudio de la muestra han demostrado que lo que le pusieron fue un polímero, que es silicona industrial, conocido como aceite de avión, porque es el lubricante que se usa en las turbinas de los aviones. Había partes necrosadas, una parte muerta, el aceite había tapado las arterias, las venas y los capilares, y había dejado una zona sin irrigación sanguínea, sin sangre. Esto no tiene cura, nunca se va a ir del cuerpo. Tiene metales pesados, sustancias potencialmente cancerígenas”, declaró el el médico tratante al mismo medio.