El cine chileno brilló en Berlín

“El Club” de Pablo Larraín y “El Botón de Nácar” de Patricio Guzmán obtuvieron Osos de plata en la 65° versión de la Berlinale. Mientras la primera ganó el Gran Premio del Jurado, el segundo galardón más importante del festival, el documental de Guzmán se quedó con el premio a Mejor Guión.

La última versión de la Berlinale registró la participación chilena más numerosa en el certamen, con más de 50 proyectos nacionales que se presentaron en la muestra, donde “El Club” y “El Botón de Nácar” compitieron en la Selección Oficial del certamen.

Según informó el sitio web del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, así, además de los galardones otorgados a Pablo Larraín y Patricio Guzmán, la película “Nasty Baby” de Sebastián Silva obtuvo el Teddy Award a mejor largometraje de temática gay, lésbica o transgénero. En tanto, “San Cristóbal”, de Omar Zúñiga y la coproducción chilena-uruguaya “El Hombre Nuevo”, de Aldo Garay, recibieron los Teddy a Mejor Cortometraje y Documental respectivamente. A ellos se suma Marcela Said, quien con la cinta “Los Perros” obtuvo el premio internacional que concede la cadena franco-alemana Arte y que reconoce “proyectos excepcionalmente creativos”.