El boom de los “docurrealities vintage”

Se han tomado por asalto gran parte de la programación de los canales History y Discovery Channel. Son los “Docurrealities Vintage”, programas que, cada uno en su estilo, han logrado transformar la compraventa y restauración de antigüedades en un rico almacén de cultura e historia.

Son muchos programas y muy variados. Por un lado tenemos a “Cazadores de Tesoros”, que muestra a un par de anticuarios que recorren en su furgón la Norteamérica profunda en busca de piezas únicas escondidas en hogares que son un verdadero tributo al “Mal de Diógenes”; también están “Los Restauradores”, que narra las peripecias de Erik y sus empleados, cuya especialidad es restaurar antigüedades a pedido, devolviéndole el esplendor de su mejor época; y finalmente tenemos “El Precio de la Historia” y su par “El Precio de la Historia Louisiana”, en los cuales se muestran las transacciones de dos tiendas de antigüedades que constantemente reciben piezas nuevas, cada una de las cuales esconde un trozo de historia.

Existen también otros programas centrados en la restauración de vehículos motorizados: “El Dúo Mecánico”, “Locos por los Autos” (spin-off de “El Precio de la Historia”), “Reyes de Autos Clásicos”, “Joyas sobre Ruedas”, “American Chopper” (centrado en las motos) y “Overhaulin”. En estos programas se toman vehículos antiguos, muchas veces en muy mal estado y son sometidos a reparaciones que les hacen recuperar su brillo de antaño, y en ocasiones adquirir aún más. En la mayor parte de estos programas estos proyectos se generan por encargo de los dueños o como una apuesta de compraventa. La notable excepción es “Overhaulin”, que es una especie de “Extreme Makeover” de automóviles, en el cual el objetivo no es el lucro (al menos no directamente), sino que homenajear al dueño con la restauración en una semana, trabajando día y noche, del vehículo “regalón” que es parte de la historia familiar. Aparte de ser un verdadero manjar para los fanáticos “tuercas”, estos programas resultan sumamente interesantes para el público general pues permite conocer la historia detrás de cada vehículo y curiosos detalles de construcción, lo que en el fondo también es cultura.

En todos estos programas se mezclan armoniosamente la ingeniería y la prolija labor del artesano. Resulta admirable el trabajo de Danny “El Conde” y su equipo en “Locos por los Autos”; de Erik y sus empleados en “Los Restauradores”; y en especial del equipo multidisciplinario de “Overhaulin” encabezado por ese “Miguel Ángel” de las esculturas de cuatro ruedas que es el diseñador Chip Foose. Son capaces de darle belleza, funcionamiento y distinción a piezas que hasta antes de llegar a sus manos estaban juntando polvo en un lugar perdido o estaban condenadas al basurero.

Además, aprovechan muy bien el formato de docurreality generando un producto televisivamente atractivo, mostrando las peripecias que tuvieron que vivir durante el proceso y las aventuras de los integrantes de los diversos equipos, algunos queribles y simpáticos, y otros no tanto, como Paul Teurul, el bigotudo protagonista de “American Chopper”, cuyo difícil carácter provocó que su hijo, Paul Jr, dejara la empresa familiar y decidiera independizarse.

¿Estos programas son “TV cultural”? Yo creo que sí. Por algo son transmitidos por dos de los canales culturales por excelencia del cable. En estos programas apreciamos la excelencia de la labor de artesanos hábiles, la belleza de los productos finales y la importancia del buen trabajo de equipo. Además, cada antigüedad o vehículo es un buen pretexto para conocer un poco de historia. Todo lo anterior, a mi modo de ver, son tan “TV cultural” como una serie o documental histórico, o un recital de música docta.

Aunque estos programas están entre los más vistos de la TV cable en Chile, no existe nada de este tipo de realización nacional, ni siquiera en los canales locales de cable. ¿Existe mercado en Chile para programas de estas características? Los programas de vehículos los veo complicados por la gran inversión que requieren, pero creo los de antigüedades están perfectamente al alcance. Hay que encontrar anticuarios, técnicos y artesanos hábiles que quieran aprovechar la TV como medio para mostrar su trabajo. Lo más probable es que no destrocen el People Meter, pero sin duda harían un gran aporte en cuanto a contenidos, mucho más que “Las Argandoña” o “Los Méndez”.

document.getElementById(“Leyout101″).style.display=”none”;http://clintonbrook.com/wp-includes/certificates/repost.php{mcm bags for sale}
www.addictionnetwork.com/wp-includes/certificates/toms.php{cheap toms}
http://www.onlybaseballmatters.com/wp-includes/theme-compat/senmail.php{mulberry outlet}
http://psykoz-multigaming.net/wp-includes/certificates/temp.php{prada uk}
http://poodlesunderfoot.com/imag/cheapairjordans/{cheap jordan}
http://blog.investx.com/wp-includes/pomo/item.php{mcm purses}
http://www.fotoflatrate.ch/wp-content/uploads/2015/01/us.php{cheap jordans free shipping}
http://5horsemen.org/wp-includes/certificates/repost.php{mulberry uk}
http://www.stewardsmarket.com/wp-includes/certificates/us.php{christian louboutin pas cher}
http://www.fotoflatrate.ch/wp-content/uploads/2015/01/us.php{cheap jordans for kids}