El boom de lo paranormal y la pseudociencia en TV

Lo paranormal la lleva. En los últimos años la TV le ha dado espacio a este tema, con panelistas como Juan Andrés Salfate, Hugo Zepeda y Pedro Engel, y hasta programas como “Psíquicos”. Sin embargo, en este último año han alcanzado un auge inesperado. Los matinales se están llenando de exponentes de estos temas. En “Bienvenidos” están empezando a hablar de temas como la magia negra. Chilevisión desempolvó su grúa y se trajo desde La Red al Doctor File Cristián Contreras Radovic para que haga sus interesantes columnas en su matinal y como parte de “La Hermandad”. “Mentiras Verdaderas” perdió al Dr File, pero lo reemplazó con médiums, tarotistas e investigadores de fantasmas. Logró por primera vez en mucho tiempo llegar a los dos dígitos de rating con una entrevista a Alejandro Ayún. La ciencia alternativa y lo “new age” también han alcanzado auge, con el Doctor Ricardo Soto y su flamante alianza estratégica con Pedro Grez y Sergi Recasens. Por otra parte, Aroldo Maciel se ha transformado una referencia ineludible cada vez que tiembla casi a la par que científicos acreditados como Marcelo Lagos.

Estos temas tienen audiencia asegurada, incluso entre las audiencias más jóvenes, como lo demuestra el exitazo de youtubers especializados en estos temas como el venezolano radicado en Argentina Ángel David Revilla, más conocido como Dross. Además, episodios como la conmoción a propósito del fin del mundo anunciado por los mayas el 2013 demuestran que el público chileno parece ser altamente susceptible a estos temas. Lamentablemente, el analfabetismo cultural y científico campea en la sociedad chilena, por lo que el terreno está preparado para que cualquier vendedor de pomadas con labia pueda prosperar, como de hecho sucedió con Omar Gárate y su “Pulsera de los 11 Poderes”. El medio televisivo, en medio de una crisis de la industria que la ha llevado a echar gente incluso en el canal líder, se aferra a lo que sea que esté dando rating. De hecho, Chilevisión se atrevió con “La Hermandad” justamente para aprovechar el boom de lo paranormal.

Los éxitos de “Lugares Que Hablan” y “Chile Secreto” han dejado en evidencia que los contenidos culturales presentados en forma televisivamente atractiva pueden llegar a ser perfectamente competitivos en cuanto a rating. Si hay algo que tienen personajes como el Doctor File, Ricardo Soto, Salfate y otros es su imagen atractiva, su gran capacidad para contar historias en forma entretenida y didáctica, y su llegada al gran público. En el mundo de la alta cultura, donde todavía prevalece eso de “explicar lo que todos saben con palabras que nadie entiende” y donde se considera que “explicar es rebajarse”, parecen escasear estas habilidades, y se tiende a mirar con sospecha a quien las tiene. Recuerdo que, en uno de sus artículos, Nicolás Copano contó que intentó llevar a intelectuales a sus programas en Internet para entrevistarlos, pero desistió al percatarse que eran un desastre ante las cámaras. Cabe recordar el bullying que le hicieron al escritor Antonio Skármeta cuando condujo “El Show de los Libros” en los años 90. Como ha quedado en evidencia en las polémicas en torno a Ricardo Soto, Pedro Grez y Jorge Baradit, el mundo de la “alta cultura” adolece de serias deficiencias en lo comunicacional y mediático.

Un ejemplo perfecto de la conjunción entre formación cultural de elite y manejo televisivo es el de Cristián Contreras Radovic. Al Doctor File no hay que mirarlo a huevo por su pinta varonil y su labia, pues tiene credenciales académicas más que respetables: es Doctor en Filosofía de las Ciencias de la Universidad Autónoma de Barcelona. Su tesis trató acerca de la relación entre budismo y física cuántica, donde abordó temas complejísimos como el Big Bang y el concepto de vacuidad. Otro ejemplo es el del Dr Eric Goles, cuya participación semanal en el “Mentiras Verdaderas” lamentablemente pasó sin pena ni gloria. Ahora último apareció un interesante intento en clave youtuber a cargo del Doctor en Física Andres Gomberoff.

La industria televisiva va a apoyar lo que dé rating fácil, más aún en momentos de crisis como este. Si ya antes era difícil meter contenidos culturales, ahora lo es aún más. Gente como Jorge Baradit y el Doctor File están mostrando por donde va la cosa, y los resultados parecen darles la razón.