Eduardo Fuentes habló por primera vez sobre su paternidad en el “Buenos Días a Todos”

El matinal de TVN, “Buenos Días a Todos”, mostró una entrevista exclusiva que realizó Karen Doggenweiler al animador Eduardo Fuentes en la espera de su primer hijo. Tras seis años de tratamiento, el animador anunció la feliz noticia de su futura paternidad junto a su esposa, Andrée Burgat.

Fuentes contó que esta espera “llega en un momento muy bueno” de la vida: “Estoy con paz interna y feliz para emprender esta aventura de ser papá”.

Pese a que no fue nada fácil para la pareja, el periodista confesó que jamás perdieron la esperanza de convertirse en padres y ahora han conseguido hacer su sueño realidad: “Llega un minuto en que vas con precaución, no sabes si algo puede pasar. Hay una parte que va perdiendo la esperanza, pero cuando por fin asimilamos que estábamos esperando guagüita sentí una alegría desbordante que me salía por las orejas. Esta alegría no es parecida a nada que hubiera sentido hasta ahora”.

El animador también se emocionó al hablar sobre lo difícil y costoso que son los tratamientos de fertilidad en el país. “Que pena que después de tanto tiempo de esfuerzo no se logre avanzar mucho en este tema. Los tratamientos complejos pueden costar lo que cuesta un auto en Chile. Cómo poder trasmitirle a esa gente mi felicidad y decirle: ojalá que algún día ustedes también. Es como un balancín. Yo ahora estoy arriba, y qué ganas que ustedes también puedan vivir esto”.

Para llegar a esta felicidad, el animador y su esposa debieron enfrentar momentos muy difíciles. Hicieron constantes intentos, que no funcionaron, en un proceso que duró 6 años: “Me rendí varias veces. Hubo momentos en que pensamos: ‘Mejor dejémoslo hasta acá’. Después se abría una ventana de esperanza y volvíamos a intentarlo, sin contarle a nadie para no generar expectativas. Es muy doloroso y cuesta cerrar esa puerta porque siempre dices: ‘ésta puede ser’”.

Fuentes ya no tiene a sus padres vivos, pero narró lo emocionante que fue para él compartir de algún modo la noticia con ellos: “Cuando tuvimos la certeza del embarazo, visitamos a mi mamá en el cementerio y le dejamos el test. Sentí que ella estaba ahí abrazándonos. Me hubiese encantado que mi mamá lo hubiese tenido entre sus brazos. Es muy emocionante saber que mi padres van a cuidar a su nieto en la distancia”.

El animador contó también que ya se imagina cambiando pañales, y aprovechó la entrevista para agradecer el cariño y los mensajes que la gente le entrega en la calle y en las redes sociales por esta buena noticia.