División del Mar Rojo logró la sintonía más alta para “Moisés” con peak de 20 puntos

La teleserie nocturna de TVN vivió anoche su capítulo más esperado. Allí, Moisés abrió las aguas del Mar Rojo para que los hebreos fueran libres de los egipcios. Este apasionante episodio le dio a la apuesta épica del canal estatal el rating más alto desde que comenzó el 28 de diciembre pasado. Entre las 22:48 y las 23:43 horas la historia que protagonizan Guilherme Winter y Sergio Marone promedió un rating online de 18.2 puntos y un peak de 20 unidades, quedando a solo 4 puntos de Mega que en el mismo horario promedió 22.2. CHV en tanto marcó 5.1 y Canal 13 13.5 puntos.

Las redes sociales fueron eco del éxito de la teleserie bíblica en Chile donde la etiqueta #MoisesAbrelasAguas se transformó en uno de los temas más comentados en Twitter y primera tendencia a nivel nacional.

En este episodio Dios ordenó a Moisés que levantara la vara hacia el Mar Rojo el cual comenzó a abrirse formando una pared de cada lado y con el suelo seco por donde avanzaron los hebreos con sus animales y pertenencias. Ramsés ordenó a su ejército matar a los hebreos pero cuando estos están a la mitad del camino, Dios ordenó a Moisés que extendiera nuevamente su báculo sobre las aguas que se cerraron con violencia matando a todo el ejército egipcio y dejando a Ramsés como único sobreviviente quien debió volver solo y derrotado en su vuelta a palacio.

29081889920_23cca5426e_z

Entre las muertes que más se lamentaron en el capítulo estuvo la del soldado Ikeni, quien le tenía gran aprecio a Moisés pero que juró lealtad al Faraón y entró al mar. También la muerte de Paser, el sacerdote y padre de Nefertari, quien al enterarse que su hija instó a Ramsés a matar a Moisés sufrió un infarto que acabó con su vida.

El director de Moisés y los 10 mandamientos, Alexander Avancini, declaró al portal de Rede Record que “las escenas con agua que fue lo más difícil de trabajar porque había que tener mucho cálculo, eran miles de litros que no podíamos desperdiciar. Toda la edición artística la hicimos en Brasil pero dejamos los efectos computacionales para Stagate, en el éxodo eran dos millones de hebreos y eso debía quedar perfecto cuando lo viéramos en pantalla. Estas escenas son las más esperadas por el equipo y los actores por lo que nos da mucha emoción. Hay espectacularidad y tensión constante con la llegada del ejército que quiere masacrar a los hebreos mientras ellos están esperanzados con la libertad. Esta es la primera teleserie bíblica del mundo y nos deja muy feliz estar haciéndolo bien”.