Cristián Arriagada: “Es muy difícil armar un panorama de lo que va a suceder”

Luego de tres teleseries nocturnas, el actor vuelve con “Valió la Pena” al formato que lo vio nacer: las producciones vespertinas. En ella encarnará a Gastón, un doctor, idealista, apasionado e impulsivo, de carácter fuerte y frontal. Sin embargo, hoy ha aprendido a controlar sus emociones, pues sabe que su ímpetu ya le costó muy caro en el pasado. Al conocer a Rosario (Lorena Bosch), se cuestionará su matrimonio, pero principalmente su vida.

¿Qué nos puedes contar sobre tu personaje?
Mi personaje se llama Gastón Rodríguez y se presenta en la historia como un médico de vocación, que trabaja en un consultorio público. Le antecede su pasado de ecologista, o sea, sigue siéndolo, pero ya dejó el activismo. Pero como verán en el primer capítulo, le vuelve este sentimiento cuando comienza esta lucha contra la inmobiliaria “Verona” que quiere hacer un mall en esta reserva ecológica. También trae una historia de vida emocional bastante fuerte, la muerte de su hermano Julio, que es una tranca emocional que él tiene y que lo hace transitar, vivir y cargar con una gran culpa durante toda esta historia. Gastón es un tipo que tuvo que hacerse cargo de la familia de su hermano, es un gallo que vive en un drama bastante potente; es un personaje con harto argumento y eso me tiene muy satisfecho.

¿Cómo te preparaste en el tema medioambiental?
Tuvimos un buen tiempo para poder investigar. Una de las primeras cosas básicas que hice fue empezar a leer sobre el tema. Empecé a seguir en twitter a organizaciones como “Greenpeace”, a gente de “Médicos sin Fronteras”, entre otros. Tuve la oportunidad de conversar con gente perteneciente a ellas, de saber su historia, hacer preguntas tan básicas, por ejemplo: ¿cómo se manejan en el sentido de lo que hacen? o ¿cómo se financian? También con todo el tema del Ébola en África hice preguntas de ¿cómo se sustentan para poder trabajar ahí y hacer este voluntariado?, etc.

¿Cómo ves a tu competencia?
Es curioso este “renacimiento” del horario de las 20 horas con tres canales compitiendo. En verdad me tiene muy contento por la ficción nacional, no sólo actores sino por todos los que la hacemos, equipos de producción, gente que está detrás de cámara, etc. Ya estrenó una (“Pituca Sin Lucas”, Mega), nosotros estrenamos ahora, yo sé que TVN estrena el lunes (“Caleta Del Sol”), entonces es muy difícil armar un panorama de lo que va a suceder. Lo que sí sé es que “Valió la Pena” es una teleserie que está enfocada al público de ese horario y ofrece algo al amplio espectro social; hay tramas que van enfocadas desde los niños a la tercera edad, entonces uno va a poder identificarse con la historia que más le guste, aunque claramente ojalá se identifiquen con la teleserie entera.

Desde que estás en Canal 13 sólo has hecho nocturnas. ¿Cómo te sientes volviendo a este horario?
Desde un principio, cuando comenzaron las teleseries nocturnas, me pareció muy atractiva la posibilidad que te da ese formato de poder hablar sin censura de los temas, poder hablar a flor de piel y sin pelos en la lengua. El formato de las 20 horas se mide un poco más en ese carácter pero no por eso deja de tener profundidad y me parece que es muy atractivo. Uno como actor vive de estos proyectos, vive de la diversidad, de tratar de no encasillarse en formatos ni en ciertos horarios, entonces me pone contento tener la posibilidad de volver a esta hora y hacer una teleserie familiar.

Este año se cumplen diez años del formato “teleseries nocturnas” y tú fuiste parte de la pionera, que fue “Ídolos”. ¿Qué significó para ti ser parte de ese proyecto?
Lo que más recuerdo de “Ídolos” es que fue súper intensa. Apareció este destape de poder decir “oye, tenemos una historia donde podemos hablar lo que queramos, podemos pasarnos y hablar de sexo drogas y Rock & Roll”, entonces todo fue ultra intenso. Fue un proyecto muy interesante del que me gustó mucho participar y del que puedo decir que finalmente dio inicio a un nicho que hoy está consolidado. También recuerdo haber participado en abrir el nicho de la tarde con las teleserie juveniles, con “16” y “17”, aunque al final ese horario se perdió; pero sin duda que para un actor es enriquecedor participar en esos proyectos, abrir nuevos espacios que creo es una posibilidad y una responsabilidad poder hacerlos.