“Contacto” denunció a médicos que estudian especialidad pagados por el estado y no vuelven al sistema público

El reportaje titulado “Doctores fantasmas” dejó al descubierto que la falta de médicos especialistas, que afecta a los chilenos más vulnerables, se ve agravada porque un gran número de profesionales que estudian sus especialidades pagados por el estado, luego no regresan a trabajar a sus servicios de salud de origen para devolver este beneficio. Entre las 22:06 y las 22:36 horas, “Contacto” promedió 14 puntos.

El periodista Patricio Nunes investigó y pudo constatar que no hay cifras oficiales confiables que den claridad sobre el tema, que afecta a más de un millón y medio de chilenos. Ellos están en listas de espera en los hospitales públicos del país y en algunos casos deben esperar hasta años para ser operados de graves problemas de salud.

El espacio mostró los casos de dos niños de la octava región, uno con hidrocefalia que está en lista de espera para ser intervenido, y otro con labio leporino que no puede ser operado para mejorar su calidad de vida. Ambos no pueden recibir la atención de salud que necesitan debido a que en el servicio de salud del Bío Bío la escasez de especialistas es crítica.

También se vio el caso de un matrimonio de médicos (él neurocirujano y ella cirujano plástico), que estudiaron pagados por el estado y no han vuelto a trabajar en el mismo servicio de salud de la octava región. Además del caso de un otorrinolaringólogo que hoy trabaja en Valdivia y no ha vuelto a Vallenar, donde debería estar.