Claudia Conserva por su salida de TVN: “Era algo que no lo esperaba”

El pasado 15 de diciembre, la industria televisiva se vio remecida ante el despido de Claudia Conserva de TVN. A través de su cuenta de Twitter la animadora envió un “abrazo de agradecimiento” a los trabajadores de Bellavista 0990 y a sus seguidores les anunció que nos vemos pronto. Algo inventaremos, los quiero mucho”, consignó.

Ayer, el ex rostro de la señal pública estuvo en “Más Vale Tarde” donde conversó por primera vez y de manera abierta su despido. Es así como relató que ese día recibió la noticia “de manera sorpresiva. Era algo que no lo esperaba, porque sí bien estaba consciente y no era secreto para nadie la crisis financiera, de la industria y más aún de TVN, tenía la esperanza de seguir, de ser importante y poder seguir empujando el buque”.

“Me dijeron ‘el gerente de producción quiere conversar contigo’ (…) Me pasé mil rollos. Dije ‘a lo mejor quieren hacer un programa para el Año Nuevo’, y me van a ocupar, como ya Kunga estaba grabado. Barajé varias opciones, pero el tema de ser despedida ese día no fue algo que lo tuviese presente, porque yo estoy todavía al aire con un programa en TVN que se llama Kunga”, añadió.

Con respecto a lo que tenía planeado ese día, reveló que “tenía muchas cosas que hacer. Terminaba la reunión con TVN y de ahí tenía agendado un montón de cosas”. Recibir el sobre azul, indicó, no le cambió mucho los planes.

“Me lo dijeron y lo primero que hice fue ir a la oficina de mi marido, el ‘Pollo’, y le dije ‘me echaron’. Me abrazó y me dijo ‘no te lo mereces’. Y le dije ‘si sé’. Ok. En ese minuto le dije ‘voy a ser práctica, porque tengo muchas cosas que hacer’, porque no es el minuto como para detenerse para pensar tanto. Y seguí. Agarré el computador, empecé a ver mis reuniones y seguí funcionando”, afirmó.

Con respecto a las razones señaló que “fue netamente económica. Entonces me pasa que yo les creo. En ningún momento dudé de mi capacidad o de lo que yo pueda entregar. No pasaba por ahí. No me insegurizó. Al contrario. Dije ‘ya, es un nuevo desafío, si hay que empezar de nuevo, no importa’”.