City Tour On Tour: Mejor de lo esperado

“City Tour On Tour” ha superado las expectativas, logrando no solamente gran recepción entre el público y la crítica, sino que además un buen rating. Esto lo convierte en una interesante alternativa para el Canal 13 abierto, incluso más allá de “Sábado de Reportajes”.

“City Tour On Tour”, el debut en la TV abierta del ya clásico “City Tour” del 13C, ha sido una de las mejores noticias de este atribulado 2015 para la industria televisiva. No solamente ha logrado destacarse en cuanto a calidad, que era algo que se esperaba. Además, logró un desempeño más que digno en cuanto a rating, lo cual resulta notable considerando varios factores: el carácter “cultural” del espacio; el emitirse los sábados a la medianoche; y el estar compitiendo contra grandes películas y dos programas humorísticos como “Morandé con Compañía” y el “Bar del Bombo”. En las últimas semanas, el programa del dúo Sánchez Comparini ha mantenido un consistente segundo lugar, superando al programa de Bombo Fica y detrás del insumergible transatlántico de Kike Morandé.

La versión “On Tour” es fiel a la esencia del original. Salvo un mayor trabajo de edición, reflejado en la estupenda presentación del programa, todo sigue girando en torno a la animada conversación y la feroz química entre Federico Sánchez y Marcelo Comparini, a estas alturas una de las mejores duplas de la historia de la TV chilena. Ambos se mueven en una lógica “Pinky y Cerebro”, donde el arquitecto, cual apasionado profesor, entrega datos interesantes sobre arquitectura, diseño e historia, mientras Comparini interrumpe con tonteras simpáticas. Con ello, logran el milagro de entregar cultura a raudales sin caer en la gravedad ni la pedantería. Todo un logro, y a muy bajo costo comparado con otras producciones con mucha inversión y poco resultado. Lo único que se extraña es ver a Federico Sánchez criticando los “adefesios” arquitectónicos, una faceta muy atractiva y sabrosa que no se puede apreciar en la versión “On Tour” (en Italia casi no hay adefesios que criticar), y que se aprecia en la versión original en tierras chilenas. Un ejemplo de ello fue cuando fulminó sin misericordia el edificio del Congreso Nacional en Valparaíso.

Con esto, la idea de transmitir la versión del 13C en la señal abierta (a la que muchos, incluyendo los propios conductores, se han resistido) ya no se ve absurda. De hecho, podría ser una buena alternativa para programar con un producto de bajo costo y alta calidad. Ni siquiera es necesario grabar más programas. Disponen material de cinco temporadas completas, y haciendo un buen trabajo de edición al estilo de “Homenaje Gigante”, tienen “City Tour” para mucho tiempo, mientras se mantiene la versión del 13C. Es un programa barato, probado, atemporal y que le podría dar muchas satisfacciones al canal de Luksic.