Christián Séve: “No esperaba el éxito de Elisa”

2009-19-29_christianseve

El joven actor que por estos días encarna al homofóbico Sebastián en “¿Dónde está Elisa?”, nos cuenta un poco más de su nuevo personaje en la teleserie “Los Ángeles de Estela”, producción de TVN que se estrenará este martes. Además habla del éxito de la teleserie nocturna.

Cuéntanos un poco de tu personaje en “Los Ángeles de Estela”…
Mi Personaje se llama Felipe de la Vega, más conocido como el Pipegol. Es un futbolista más dedicado a las discoteques y a las mujeres que a la cancha misma. Soy hijo del personaje de la Renta Bravo, quien tiene un programa en la TV en donde se la pasa hablando de mi vida privada.

¿Quién es tu pareja romántica en esta teleserie?
Son dos. Montserrat Prats y Juanita Ringeling

¿Con que te quedas, con el drama o la comedia?
Las dos tienen su encanto, pero la comedia te permite más la improvisación, te dejas llevar por la talla o por las equivocaciones. En un drama, si se te cae un vaso, hay que hacer la escena de nuevo. Tenía muchas ganas de trabajar en comedia. En teatro casino online había hecho cosas más neutrales tiradas a comedia, pero nunca un drama como en Elisa.

¿Te da miedo quedar encasillado como el ‘primo de Elisa’?
No, no creo que pase. Me considero un actor multifacético, y ya el hecho de hacer a un futbolista en esta teleserie, ayuda a dar vuelta la página.

Elisa está marcando más de 40 puntos y obtiene peak de 50 puntos de rating. ¿Te esperabas tanto éxito?
No me lo esperaba. El guión era súper bueno, de hecho cuando lo leía, decía “que bueno están los libretos”, entonces en algún momento espere que le fuera bien. Con el equipo trabajamos mucho y estamos muy agradecidos por la sintonía

¿Sigues la teleserie a diario?
La veo cuando puedo. Tengo muchas obras de teatro y no la alcanzo a ver siempre. Mis viejos siempre la ven, de hecho, me ven más en la tele que en la vida real.

¿Cómo fue trabajar con Francisca Imboden y Álvaro Morales?
Con la Franca tenemos buena onda. Al Álvaro no lo he visto mucho. Fue una increíble experiencia trabajar con ellos, fueron como unos padres reales.