Checho Hirane tras condena: “Soy absolutamente inocente”

Hoy en la mañana se dio a conocer el fallo de la Undécima Sala de la Corte de Apelaciones que condenó a tres años y un dia, con beneficio de libertad vigilada, a Iván Arenas, el Profesor Rossa; el comentarista deportivo Mario Mauriziano y Sergio “Checho” Hirane por infracción al artículo 97 Nº4 del Código Tributario, por declaraciones de impuestos maliciosamente incompletas o falsas entre 1997 y 2002.

Ante esta situación, Checho Hirane, quien deberá pagar más de 74 millones de pesos al fisco, utilizó la tribuna que le otorga su programa “Conectados” en Radio Agricultura para referirse a esta situación y defenderse ante la audiencia asegurando que “soy completamente inocente”.

Allí, indicó que el Servicio de Impuestos Internos “estaba pidiendo 10 años y un día para el tema mío y efectivamente se ratifican los 3 años y un día, que es lo mismo que vengo haciendo hace 11 años: ir a firmar todos los meses y pedir permiso para salir del país”.

“Yo he buscado justicia, quiero decirles a mis auditores que tengan la tranquilidad de que yo soy absolutamente inocente, estoy en esto por tratar de demostrar mi inocencia”, afirmó a través de su radioemisora, insistiendo que “no he hecho absolutamente nada para defraudar al fisco, no está en mi ADN el hecho de ser tramposo”.

Sin embargo, el humorista alzó la voz respecto a esta situación, que es la misma que viven diversos personeros de la política debido a las investigaciones por el caso Penta y SQM que lleva adelante la Fiscalía Nacional. “Hay una asimetría tremenda en este país, pese a que yo creo y confío en la justicia chilena, porque yo, por tres millones de pesos, estuve preso, he firmado y pedido permiso para salir del país durante más de 10 años, siendo que yo conozco, tengo antecedentes, de personajes que han hecho boletas falsas por mucho más dinero y que andan libres. No es el momento para entregar esos antecedentes. Cuando llegue el momento lo haré”, sentenció.

Hirane aseguró que recurrirá a la Corte Suprema para revertir el fallo porque “no voy a abandonar el camino” de demostrar su inocencia.