César Sepúlveda y “La Colombiana”: “Evidentemente es mejor competir con el final de ‘Ámbar’ que con el inicio de la otra”

Desde la próxima semana, el actor estará por partida doble en las pantallas de TVN. Por un lado, y en horario prime, lo vemos dando vida a Rafael Balmaceda en “Un Diablo Con Ángel” y desde el martes se convertirá en Juan Pablo en la nueva teleserie vespertina que comienza el 7 de marzo. Durante el lanzamiento, hablamos con él sobre este desafío, el escenario al que se enfrentará y la importancia del tema de los inmigrantes en esta producción.

Una de las cosas que más se habla en las últimas semanas es el escenario favorable en el que está TVN para comenzar con “La Colombiana, tomando en cuenta que la competencia bajó su sintonía drásticamente. ¿Tienen los actores mucho más entusiasmo con respecto a la teleserie a diferencia de si el escenario fuera totalmente adverso? ¿O les da lo mismo?
No, no da lo mismo. Creo que independiente de que podamos pensar en el escenario o en que el adversario no está tan bien posicionado como lo estaba antes, yo creo que lo que más nos da entusiasmo es sentir que estamos haciendo algo en lo que nos entretenemos, en que lo pasamos bien. Ése es el mejor barómetro que podríamos tener, cuando uno empieza a entretenerse con lo que está haciendo y ve que los compañeros están entretenidos en general o cuando te llegan dos comentarios de que a gerencia le gustaron mucho los capítulos, eso es más aliciente. Evidentemente una vez que uno sale al aire, tiene ganas de que le vaya bien en rating, pero no sé si es el mejor escenario.

“Ámbar” ha bajado su sintonía llegando a estar a un punto de “El Camionero”, tomando en cuenta que también está en la recta final. Por eso se dice que es el mejor escenario.
Evidentemente es mejor competir con el final de “Ámbar” que con el inicio de la otra. No sé, yo encuentro que la teleserie en general, o para TVN en general, hacer “La Colombiana” significa volver a hacer teleseries que tiene de nuestra idiosincracia. Es hacerse cargo como canal público de lo que sucede en la sociedad con todo este conflicto que está sucediendo con los inmigrantes, con la llegada de muchas más personas, con darnos cuenta cómo somos con los inmigrantes y que hay una parte de la población que es muy temerosa, muy miedosa y agresiva. Es contingencia, yo creo que mientras TVN siga incando el diente con esas temáticas, va a ir recuperando su identidad perdida.

Felipe Braun hace un tiempo atrás me decía que era primera vez que hacía una teleserie donde el tema central era contingente, en ese momento estaba en prensa lo de la política sobre los inmigrantes. Ahí nos dimos cuenta de que sí existe un sesgo de racista, de no querer al extranjero. Cosas que estaban muy escondidas, entonces viene esta teleserie y toca justo en ese punto…
Sí, también es un escenario mundial. El otro día vi una noticia de una protesta en Sudáfrica, no sé, donde estaban todos los sudafricanos protestando porque habían demasiados extranjeros ocupando sus puestos de trabajo. Quizás el temor no pasa por la raza, o por el color, a veces pensamos que nos van a venir a quitar nuestra fuente laboral. Nosotros estamos actuando con tres actores colombianos, pero es también la realidad del mundo. El ser humano migra, está en su ADN cambiar el lugar de donde vive. Es tener que acostumbrarse a eso, en nuestra realidad va a seguir pasando.

Ahondando un poco en tu personaje, cuéntanos de qué se trata.
Juan Pablo es un abogado que no trabaja como abogado, tiene una automotora. Es un tipo bien exitoso, le ha ido bien en la vida, muy enamorado del personaje de Trinidad, que lo interpreta la María José Illanes, pero también con una pequeña sensación de que ella no está enamorada de él y todavía está llorando a su ex, que es el personaje de Felipe Braun. Juan Pablo ve en Trinidad la realización de todo lo que podía ser un hombre exitoso, porque tiene dos hijas preciosas, viene una mujer linda con dos hijas preciosas y siente que está completando eso del marco perfecto. Pero también muy enamorado. Él es una persona liviana, positiva, un poquito ambicioso, muy enamorado, no es una mala persona, no es el malo, no es el antagonista, pero siempre buscando el amor en la mujer, la mujer ideal.

Además de los inmigrantes, ¿cuáles son los otros temas con los que la gente va a enganchar en “La Colombiana”?
Teleserie de las ocho, aparte del tema central que es más protagónico, tiene todos los ingredientes que tiene una teleserie: amor, desengaño, traiciones. Creo que el gancho está con la gente joven que se ha incorporado, la temática de los adolescentes está muy interesante, muy entretenida. Está la historia del James, que es el personaje del Lucas (Mosquera), creo que es un buen gancho para los jóvenes. El horario de las ocho es bien adolescente.

Te vemos también en “Un Diablo Con Ángel”, como fue ese trabajo para ti.
Eso fue maravilloso, lo pasé muy bien. Me divertí mucho, era comedia hilarante que me encanta hacer. Muy corporal también, yo creo que es una de las cosas que más he disfrutado hacer en todo este tiempo que llevo de carrera. Ponerse esos dientes fue ponerme en otro lugar, salir del estereotipo del niñito bonito, los ojitos claros… Salir del estereotipo y eso fue un lindo desafío, lo pasé muy bien. Era un personaje que estaba escrito muy chiquitito y que fue creciendo en el tiempo, porque veían que lo estaba pasando muy bien haciéndolo.

O sea, efectivamente cuando un actor lo pasa bien lo traspasa a la pantalla.
Se nota, uno se da cuenta cuando alguien se divierte con lo que está haciendo. Uno no hace todo bien, pero las que te salen es porque lo estás gozando. Así de simple, yo lo descubrí a ciencia cierta.

¿Y en “La Colombiana” lo estás disfrutando?
Sí, lo paso bien, fue un cambio radical igual. Porque era como preguntarse “¿cómo hago esto?”. Porque con el otro personaje me ponía los dientes y el cuerpo se movía solo, ahora no. Uno vuelve a su carita, con otro vestuario, entonces cómo lo armo, cómo camino, cómo hablo. Pero fue un lindo aprendizaje como actor.

¿Tienes algún otro proyecto además de la teleserie?
Tengo banda, estoy componiendo, haciendo música. Ya estamos en proceso de empezar a grabar, tenemos productor musical. Estamos en todo el proceso de empezar a pololear con el productor, empezar a ver qué carácter le quiere dar a las cosas, ver nosotros qué queremos, cómo transamos lo que propone. Estamos en etapa inicial, ojalá empezar a grabar en un par de meses más, hay que ensayar harto.

¿Hasta cuando estás con TVN?
Hasta que termine La Colombiana.

¿Te han llegado ofertas?
Sí, me llegó una antes de comenzar esta teleserie, pero opté por quedarme. Me gusta TVN, me encanta.