Catherine Mazoyer, la nueva carta de CHV

Catherine Mazoyer

Por estos días, Catherine Mazoyer se prepara para comenzar las grabaciones de la tercera teleserie de la señal privada, en donde personificará a Ignacia, una de las internas del hospital donde transcurre la historia.

Llegó a la televisión a los quince años, tras un casting con el director Oscar Rodríguez que derivó en la teleserie Marrón Glacé, El Regreso. Luego fue parte de A Todo Dar y Algo está Cambiando. Tras terminar la educación media, Catherine estudió Licenciatura en Artes con mención en Actuación Teatral en la Universidad de Chile, misma escuela en donde cursó sus estudios, su madre, la también actriz Sonia Mena.

Tras egresar de la carrera, volvió a aparecer en las pantallas con una pequeña participación en Machos, donde interpretaba a la abogada del personaje a cargo de Jorge Zabaleta. Después vinieron nuevas propuestas para su carrera, tales como Tentación y Charly Tango, entre otras.

El 2007 se integró a Lola, donde fue la vengativa y obsesiva Romina Jara, el éxito de la teleserie, llevo al alargue la producción de Canal 13, en la que Mazoyer siempre destacó con su rol de villana, y la que la hizo más conocida para el público.

¿Siempre quisiste ser actriz?
Siempre. La verdad es que traté que me gustara otra cosa, pero no pude. Yo tenía que ser actriz, desde muy chica lo soñé y me lo propuse.

¿Ves a tu madre, Sonia Mena, como un modelo a seguir en la actuación?
Por supuesto, ¡ella es una de las grandes! Siempre la he tenido como referente, y ahora que tengo el privilegio de compartir por primera vez las tablas con ella, creo que es tener una escuela con nosotros.

¿Cómo llegaste a la televisión?
Hice un casting. Oscar Rodríguez me quiso probar, aunque yo tenía quince años, quiso saber si tenía dedos para el piano. Yo le había confiado que quería ser actriz y él me hizo prometer que la primera teleserie que hiciera sería con él. Dicho y hecho, me llamó a un casting como dos años después de nuestra conversación y quedé en el elenco de Marrón Glacé II.

¿Qué recuerdas de tu debut en las teleserie interpretando a Isidora?
Que fue rudo. Yo tenía quince años, era chica y muy tímida. Fue justo la época en que entraron muchos modelos a actuar en teleseries y era terrible. Las actrices no me querían porque pensaban que yo era modelo y las modelos no me querían porque yo significaba competencia. Igual la cosa se fue calmando a medida que avanzábamos en las grabaciones, pero no era muy grato para mí. Por otro lado me sentía enormemente feliz por estar actuando y por trabajar con Oscar.

¿Qué destacas de tu rol en 1998 de A Todo Dar?
Que fue el personaje que me hizo volver a actuar en teleseries. Después de Marrón Glacé, yo rechacé Playa Salvaje y Rosabella, por un lado porque quería terminar el colegio tranquila y después estudiar para enfrenarme al trabajo actoral desde una base solida, y por otro porque a mi pololo le daban unos celos terribles. Suena muy estúpido pero en ese minuto, yo tenía dieciseis años, estaba en el colegio, estaba perdidamente enamorada y tomé la decisión de alejarme de la pantalla. Y cuando Herval me propuso a la Luchita de A todo Dar no pude resistirme. La amé, era un personaje tan bello que todavía hay personas que la recuerdan. Ahí mi decisión se fue a las pailas, y en tercero medio volví a grabar teleseries y mi relación de pareja terminó.

En el 2009 se cumplen diez años de tu personaje en Algo Está Cambiando y del cierre del área dramática de Mega ¿Crees que el canal debería haber continuado con telenovelas?
Cuando supimos la noticia de que se cerraba el área dramática de Mega, nos dio mucha pena a todos. Si bien Algo está Cambiando no fue un éxito, era un área que estaba evolucionando, habían objetivos, metas y ganas, muchas ganas de hacer cosas. Lo que se daba en el Mega era que como el área era nueva, todos llegábamos a remar para el mismo lado, todos ayudábamos en todo, el ambiente de trabajo era alucinante. Imagínate que aun nos da nostalgia acordarnos y nos hablamos en facebook y se organizan juntas. Fue una muy linda etapa de la vida de varios de los que pudimos participar ahí.

¿Te hubiese gustado que le dieran mayor importancia a tu personaje en Machos, algo así como un romance con Alex Mercader?
No. Cuando me llamaron a Machos fue para eso, lo que se le llama bolo. Incluso tuve más participación de la que pensé que iba a tener. Yo estaba recién egresada de la Escuela y necesitaba empezar todo de cero, hacer casting, bolos, capítulos de series, recreaciones, etc. En cuatro años pasan muchas cosas, cambia mucha gente y yo me desaparecí los cuatro años que duró mi carrera, la gente ya no me conocía. La abogada de Machos tuvo esa tarea, traerme nuevamente a la pantalla y a la memoria de la gente.

¿Qué te pareció tu participación como Macarena en Entremedias?
Fue entretenido, nunca había trabajado en TVN y siempre se agradecen las nuevas experiencias.

¿Te gustaría ser parte de una teleserie nocturna?
Me gustaría participar en una nocturna por distintas razones; porque soy trabajólica y amo mi profesión, así que si me llaman a trabajar soy muy feliz, porque son elencos más pequeños, lo que significa que cada historia va a ser potenciada al máximo y eso significa un desafío actoral, y porque en las nocturnas se pueden tocar otros temas.

Fuiste parte del elenco estable de Lola. ¿Te gustó interpretar a Romina Jara? ¿Cómo sentiste haber sido parte de la teleserie?
Sí, me gustó mucho interpretarla. Romina fue otro personaje del que me enamoré profundamente, tanto que llegué a somatizarla. Ese personaje fue un desafío constante; primero porque tuve que hacer más de un casting para postular al personaje; segundo, porque cuando me la presentaron me plantearon un personaje que era intrínsecamente perverso, pero que (yo como intérprete) tenía que lograr que la gente no la odiara y que empatizaran con ella; tercero, porque era un personaje del que se podía esperar cualquier cosa, eso me mantenía muy alerta y trabajando siempre; cuarto, porque el espíritu del personaje era muy pasional y extremista, entonces siempre vagaba por euforias, eso actoralmente es muy entretenido; y quinto, porque pude compartir escena con grandes como Blanca Lewin, Ingrid Cruz, Tito Noguera, Solange Lackington, actores con los que no había tenido la suerte de actuar antes (con el Tito ya habíamos hecho una teleserie, pero no nos tocó ninguna escena juntos).

¿Y te agradó el final del personaje?
El final era un poco lo que el público quería ver. Personalmente creo que el personaje debió haber recibido más castigo del que recibió.

¿Crees que el alargue de la teleserie fue excesivo?
Se transformó en un dicho: ¡Más largo que Lola! jajaja. Yo lo pasé tan bien con Romina, que no sentí que fuera largo, me daba cuenta que la gente en la calle se quejaba, ¡pero yo fui feliz!

¿Crees que el rol de villana te favorece? ¿Te acomoda hacer de mala?
Es muy entretenido ser antagonista, yo jugué con “la cara de buena pero siendo bien mala” jajaja, eso fue un desafío y me gustan los desafíos. Cada personaje tiene su magia, sea mala o buena, conceptos que no me gustan mucho ya que tipifican al personaje; por lo menos en el lenguaje que uno trabaja en televisión es necesaria la verdad, y nadie es 100% bueno o malo, somos humanos, y eso es lo que hay que buscar cada vez que actúas en teleseries.

¿Cómo te sentiste, después de haber entregado más de un año de trabajo a Canal 13, que no te hayan ofrecido otros proyectos?
Llevo harto rato haciendo teleseries y nunca he estado contratada por año en ninguna parte, así que no es nuevo para mí. Me llamaron a Lola y cuando terminó, terminó. ¿Me explico? No significa que yo me haya peleado con alguien o alguien conmigo, no sé, es solo que la pega dura lo que dure el proyecto, si te vuelven a llamar, maravilloso, si no, entonces uno puede ir donde tenga ganar de ir. Mi relación sigue siendo buena con el 13.

¿Por eso te cambiaste al área dramática de CHV?
Por lo que explicaba antes. Además, ya dije que soy trabajólica y que me encanta actuar, no puedo estar mucho tiempo en mi casa desocupada, me pongo nerviosa. Igual, ahora estoy ensayando teatro como loca pero aun así, cuando me llamaron de CHV supe que quería estar en ese proyecto.

¿Ya comenzaron con las grabaciones de la teleserie? ¿Te has sentido acogida por tu nuevo equipo?
Aun no comienzan las grabaciones, pero estamos trabajando. Hemos hecho lectura, reuniones y sobretodo investigación. Como hay un grupo importante de personajes que pertenecen a una clínica, doctores, enfermeras e internos, hemos tenido que ir a terreno a investigar. Fuimos juntos (el grupo de internos) al hospital Barros Luco, al J Aguirre y yo por mi cuenta fui al Sotero del Río. Y sí, me he sentido muy acogida tanto por el equipo de producción y dirección como por el grupo de actores.

¿La llegada de Paulo Brunetti al elenco te hace un poco más familiar el ambiente?
Jajaja. Estoy feliz de trabajar de nuevo con Paulo, es un tremendo actor y una lindísima persona. De todas maneras yo ya había trabajado con varios del elenco, con la Carola Varleta trabajamos en varias teleseries juntas (Algo está cambiando, Tentación, Charly Tango), con la Antonia Zegers nos conocimos en Entre Medias, Con Roberto poblete en Marrón Glacé II, con varios he trabajado en distintas cosas. Eso también tiene de entretenido este grupo, que somos muchos que venimos de otros canales, no es como llegar solo a un colegio nuevo, es como que hayan mezclado los cursos!

¿Nos puedes adelantar como será tu personaje? ¿Con que actores compartirás escenas en la producción?
Se llama Ignacia y es interna. Llega a hacer su internado a la Clínica junto a cuatro internos más interpretados por Carola Varleta, Francisco Pizarro, Ariel Levy y Ángela Prieto. El triangulo se forma con Ariel Levy y Tiago Correa. Además Ignacia es la única que viene de provincia, de Valdivia, sus compañeros no la conocen. El look se trabaja en base al espíritu del personaje, es piola, nada llamativo, más bien ingenua, ella es muy empática, dulce, pero tiene otro lado que nadie se imagina.

¿Qué expectativas tienes con este nuevo trabajo?
Las mejores, siempre que me involucro en un proyecto tengo las mejores expectativas, tanto para el producto, como para mí y mi aprendizaje actriz.

¿Consideras que tuviste mala suerte con alguna de las teleseries en las que has actuado (Charly Tango, Algo está cambiando, Marrón Glacé, el regreso)?
Jajaja. Al contrario, tuve mucha suerte de haber participado en todas esas producciones, de cada una aprendí algo. Lo que es el resultado en audiencia es problema del canal, de los ejecutivos, no sé. Yo agradezco haber estado en cada una de esas teleseries.

¿Sentiste algo cuando grabaste el capítulo de navidad de la serie Infieles?
¿A qué te refieres con “sentir algo”? ¿Cómo si me enamoré de mi compañero? Fue simpático participar en Infieles, además que la escena de sexo fue súper conversada con Jordi (el director) y con Andrés (mi co-protagonista). No mostré nada, lo pasé bien, solo me resfrié un poco ya que tuvimos dos jornadas de escenas nocturnas y hacía mucho frío en la locación.

¿No te complica el desnudo televisivo?
Desde que las escenas se suben a Youtube, me complica.

¿Por qué crees que después de tantos años de trabajo, tu nombre recién comienza a sonar familiar en la audiencia?
¡Mi nombre es muy difícil! Jajaja. Yo soy una actriz que trata de hacer bien su trabajo. Nada más. Cuando es así, creo que el proceso de reconocimiento del público es más lento. Si me dices que ya les suena un poco familiar mi nombre, me siento alagada y lo agradezco, porque es por mi trabajo.

¿Te consideras una buena actriz?
Soy demasiado autocritica para contestar esa pregunta.

¿Te gustaría actuar en una teleserie de época?
Me encantaría, nunca he trabajado en producciones de época, creo que es maravilloso lo que se ha logrado hacer.

En tu carrera teatral. ¿Qué experiencia es la que más recuerdas?
¡Uy! Tengo tantos lindos recuerdos de tantas obras que he hecho. ¡Tengo magister en Monstruito teatral! Jajaja. Con mis compañeros hemos indagado en el expresionismo y el Teatro del esperpento. Quizás recuerdo una obra con particular cariño; La Mas Fuerte, un monólogo de Strindberg, la primera producción que hicimos con La Otra Compañía. Ese trabajo fue muy lindo ya que el texto es maravilloso, la dirección fue en conjunto, Koke Velis supervisó, Rocío Troc trabajó la estética y el diseño integral de la obra, Verónica Tapia, codirigió e hizo el mapa y trabajo corporal (trabajamos el expresionismo a través de fotogramas) y yo propuse la estructura del montaje y trabajé el texto. Fue un trabajo tan en conjunto que me emociono cuando me acuerdo. De hecho nos presentamos en el Festival de nuevos Directores (lo que era el Festival de Nuevas Tendencias) y ganamos “Mención honrosa a experimentación de nuevos lenguajes teatrales” un premio hermoso y yo me gané el de “Mejor Actriz”.

¿Tienes algún proyecto para el verano?
Para este verano tengo el estreno de Noches Blancas, producción de La Otra Compañía, proyecto ganador de Fondart 2008. Desde el 29 de enero al 14 de febrero, apenas termine Santiago a mil partimos nosotros. Es una obra muy linda, es la versión teatral de la novela homónima de Dostoievski. Actúan Maite Lanchares, Iván Álvarez de Araya (Negra Ester, Padre Hurtado), Mauricio Diocares (Mala Conducta), yo y mi madre Sonia Mena. ¡Por primera vez vamos a compartir escenario! Y la música original y universo sonoro está en manos de mi hermano Sebastián Piga (ex UPA). Vamos a estar promocionando la obra en nuestro sitio web www.laotra.cl y en el facebook de La Otra Compañía, ahí pueden hacerse fan de nuestra compañía, ver las fotos de los distintos montajes, etc.

¿Has hecho cine?
No he tenido la suerte de participar en un largo, sólo he hecho escenas. Lo que más he hecho son cortometrajes. Y me encantaría actuar en cine.

¿Crees que es importante para un actor trabajar en todas las áreas (teatro, televisión, cine)?
Son los tres campos tan distintos que claramente te enriquece como actor trabajar lo más posible y ojalá en distintas áreas.

¿Qué opinas de los actores que sólo han trabajado en TV?
Es una opción tan personal, cada uno ve qué es lo que quiere hacer. trabajar en televisión es privilegiado, por eso entiendo a los compañeros que pasan años sin hacer teatro. Además nunca sabes hasta cuando vas a tener trabajo así que hay que aprovechar.

¿Consideras que los actores chilenos son muy prejuiciosos entre sus pares?
Creo que eso era antes.

¿Qué te gusta más: el teatro, el cine o la televisión?
Como decía, son tan distintos. Me siento libre haciendo teatro, me siento feliz haciendo televisión, me sentiría honrada de hacer cine. Amo mi profesión y me siento privilegiada por poder vivir de ella.

¿Cómo va tu libro tributo a las actrices chilenas? ¿Será para este año?
¡Ay! Va bien, lento pero seguro. Es un proyecto tan lindo que me tiene llena de emoción. ¡He podido encontrarme cara a cara con las grandes! Estuve en la casa de María Maluenda, una de las fundadoras del teatro de la Chile! eso por ponerte un ejemplo, es muy emocionante para mí, y en general todas están felices de aparecer en el libro. El tema de la fecha depende de los financiamientos que consiga, hablé con la fundación Amigos del Arte y ellos me van a ayudar, pero ahora con la crisis no es fácil que una empresa suelte tantos millones de pesos! pero tengo fe en que lo vamos a lograr, este proyecto lo voy a sacar adelante sea como sea, quizás me demore más de lo que pensé y termine saliendo para el Bicentenario, no sé. Pero de que sale, sale.

¿Y qué actrices serán parte del libro?
Tuve que pedirle ayuda a un comité de selección para establecer una lista de actrices. Este comité es conformado por Fernando González Mardones, Verónica Marinao y Héctor Noguera. Entre los cuatro hemos llegado a una lista donde figuran actrices de todo el siglo 20, algunas que yo no conocía y que fueron importantísimas como Venturita López Piris, hasta las grandes actrices contemporáneas como Blanca Lewin y Tamara Acosta. Son poco más de 80 actrices.

¿Algunas de tus colegas ha rechazado ser parte del proyecto?
En general todas las actrices con las que he hablado se han sentido honradas de estar en el libro (el honor es mío), solo una hasta el momento quedó fuera ya que su marido me dio dos fotos que no eran posibles de trabajar y les dio lata buscar otras. El asunto es que yo estoy apostando a que cada actriz me diga cuál es la foto que quiere que vaya en el libro, con la que quiera ser recordada, así será una recopilación histórica de las carreras de cada una, material invaluable tanto a nivel artístico como humano.

¿Cuál es tu proyecto soñado?
Seguir ganándome la vida como actriz, actuar hasta que me muera e ir perfeccionándome año a año.

¿Algunas palabras para tus admiradores de Fotech?
Sí pues. No conozco mucho de Fotech, no me manejo mucho en el computador tampoco, pero me han dicho que es el foro más importante de televisión en Chile. Así que les mando un saludo a todos, un abrazo y feliz año 2009.

Comentarios

  1. Mp4z dice:
    Me gustó la entrevista. Con cada pregunta contestó muy completo todo. Salió una pregunta mía :B. Lo del libro va a salir, más vale tarde que nunca xD, aunque salga para el bicentenario xD!. Se ve bueno su personaje de la teleserie de CHV. Además se nota que estuvo muy a gusto con su desempeño en “Lola” y todo. Buena actriz, tiene mucha proyección 😀
  2. Raùl Contreras dice:
    Catherine, eres una DIOSA te mereses un protagonico x que eres la mejor.
  3. Pese a que no conocía a esta actriz ya que veo pocas teleseries, cuando la ví en cuarenta y tanto, como la hermana desconocida de los otros cuatros, me dí cuenta que ella era – además de buena moza – una excelente intérprete. Ahora que leí el artículo compruebo que no me equivoqué. Felicitaciones y “echale pa adelante”