Carrera por el Oscar: Penúltima estación, el Bafta

Estamos ya casi entrando en la recta final de la carrera por el Oscar de este año. Los gremios ya hablaron (El Sindicato de Escritores es el único importante que todavía no da su veredicto, pero éste recién llega el 19 de febrero, por lo que queda un tanto) y estamos ahora a la espera de lo que diga el último gran grupo de votantes de la temporada: la Academia Británica, cuya entrega de premios cumple este fin de semana nada menos que setenta años. Y como hay cuestiones aún pendientes sobre las cuales podría arrojar algo de luz, vamos a revisar algunos puntos.

  1. ¿Romperá récords La La Land?

En este momento ya nadie tiene dudas de que La La Land dará la vuelta completa al circuito de premios. Viene arrasando con todo como desde diciembre y seguramente no se detendrá hasta fines de febrero para hacerse con Mejor Película. Pero ya más que si ganará o no el premio mayor, la duda es cuántas de sus 14 nominaciones finalmente se anotará. Recordemos que alcanzó la máxima cantidad de nominaciones históricas junto con All About Eve y Titanic, y ahora apuesta a superar el récord de victorias que, con 11, ostentan Ben-Hur, también Titanic y El Señor de los Anillos: El Retorno del Rey. O como musical, podría alcanzar el récord que tiene West Side Story, con 10 premios de la Academia.

En el BAFTA, La La Land aspira a anotarse 11 victorias, pero es posible que Ryan Gosling pierda ante Casey Affleck como ha sido lo común en toda la temporada, pudiendo anotarse 10. En otras categorías donde podría caerse y que, en definitiva, son las que determinarán su éxito avasallador con el Oscar o no, son Guión Original (la favorita siendo Manchester Junto al Mar), Fotografía (el triunfo de Lion en el gremio respectivo dejó un poco en el aire esta categoría); y Diseño de Producción, Diseño de Vestuario, Música Original y Edición, solamente porque tengo la tincada que podría caerse en alguna. No es que no vaya a ganar todas estas categorías, pero me parece muy posible que pierda un par para finalmente anotarse algo así como 8 estatuillas. Si no fuese así y consigue las 10, pues entonces ya no queda mucho por hacer y La La Land romperá el récord de premios Oscar.

 

  1. Mejor Actriz: La última batalla.

Emma Stone, al igual que su película La La Land, ha arrasado toda la temporada. Y aunque ya parece estar todo listo y dispuesto, el BAFTA podría ir en otra dirección. Motivos realmente no tienen, ¿pero supongo que siempre es atractivo darle un premio a Meryl Streep?

La verdad es que me niego a que Emma Stone se robe el Oscar por hacer de Emma Stone, lo confieso contertulios.

 

  1. La Negritud Amenazada: Moonlight y Fences.

Supuestamente tanto Mahershala Ali como Viola Davis corren como favoritos ya-prácticamente-seguros en las categorías de Mejor Actor Reparto y Mejor Actriz Reparto para la noche de la gala de la Academia. Pero cruzando el Atlántico la cosa podría ser un poco distinta. Moonlight, en lugar de las 8 nominaciones, incluyendo Mejor Película, que obtuvo en Norteamérica, apenas se anotó 4 nominaciones en Reino Unido, y aunque estas incluyeron una nominación por Mejor Película, Mejor Guión y ambas categorías actorales de soporte, en Mejor Director se quedaron cortos.

Fences, por su lado, de 4 nominaciones para el Oscar, pasó a una sola para el BAFTA: solamente la de Viola Davis. Ahora, esto no tiene por qué ser una mala señal; Viola Davis tiene tal estatus de estrella que puede consolidar una nominación para una película que no gustó/no alcanzó a ser vista pese a cualquier obstáculo, por lo que podría ganar de todos modos.

Pero la situación es preocupante para ambos, sin duda. Sobre todo considerando que Mahershala Ali ya perdió el Globo de Oro este año. ¿Quiénes podrían alzarse con la estatuilla británica entonces? Es difícil saber. Por el lado masculino, Aaron Taylor-Johnson le ganó el Globo de Oro a su contraparte, por lo que podría ser el que tenga más opciones (hay que considerar además que Nocturnal Animals pegó fuerte con el BAFTA, más de eso en un instante), pero Hugh Grant, que no fue nominado al Oscar, pero corre por una película del británico Stephen Frears, podría tener acá su premio de consuelo. Por el lado femenino no tiene lógica que Naomie Harris, Moonlight, sea la ganadora, por lo que la lógica indica que Michelle Williams se lleve el premio si es que hubiese alguna sorpresa. A menos que…

 

  1. I, Daniel Blake: la incógnita británica.

La un-poco-sorpresiva ganadora en Cannes del año pasado, I, Daniel Blake, no registró ninguna nominación con el Oscar, pero rompiendo la tradición de que nadie es profeta en su tierra, la cinta del alabado Ken Loach anotó la digna suma de 5 nominaciones al BAFTA, incluyendo Mejor Película, Mejor Director y, oh, Mejor Actriz de Reparto. Es de esperarse que, no obstante, la cinta no se lleve ningún premio grande salvo quizás Mejor Cinta Británica, ¿cierto? ¿O no? Mejor Actriz Reparto parece, en cualquier caso, una buena categoría para darle algo más.

 

  1. Nocturnal Animals: la incógnita gringa.

La Academia Gringa le dio una nominación a Nocturnal Animals, por Mejor Actor Reparto para Michael Shannon. La Academia Británica le dio 9 nominaciones a Nocturnal Animals, incluyendo Mejor Actor Reparto, pero para Aaron Taylor-Johnson. ¿Qué pasó acá? Nadie sabe realmente. El éxito arrollador de la película de Tom Ford en Reino Unido la tiene incluso detrás de La La Land en número de nominaciones y empatada con Arrival en el segundo lugar. Entre sus nominaciones están Director, Actor (Jake Gyllenhaal), Guión Adaptado, Fotografía, Música Original, Edición, Diseño de Vestuario e inclusive Maquillaje y Peluquería; y sin embargo, pese a todo, no corre por Mejor Película. Por lo tanto su potencial es una incógnita total. O, amparados por el desprecio de AMPAS, no gana nada, o bien podría hacerle la pelea a La La Land, evitando una total victoria del musical. Recién sabremos este domingo.

 

  1. Animada segura y Documental incierto.

Zootopia ya está lista realmente y nadie espera una derrota. Pero en el BAFTA, a diferencia que en casa, corre contra Finding Dory y lo cierto es que Pixar solamente ha perdido una vez este premio: cuando Frozen le ganó a Monsters University (que tampoco estaba nominada por el Oscar). Aunque parece una carrera corrida y esta categoría en Gringolandia tiene mucho más peso y profundidad que en Gran Bretaña, algo podría ocurrir.

Documental es una historia aparte. De los 5 nominados, solamente uno coincide con el Oscar: 13th de Ava DuVernay. Siendo una cinta negra y viendo el panorama de este año respecto del BAFTA y su relación con la población afroamericana (y por qué no, su propia población afrobritánica), es de esperarse que la estatuilla vaya para una cinta totalmente diferente. ¿Será Weiner, que muchos daban como segura para una nominación al Oscar? ¿O será el nuevo documental de Los Beatles, de Ron Howard? Está por verse.

 

  1. Mejor Película en Idioma Extranjero: Una ensalada de talento.

Seamos francos, esta categoría es un desastre. Figuran en ella como nominadas la penúltima gandora en Cannes, Dheepan; la última ganadora del Oscar en la categoría correspondiente, Saul Fia (Son of Saul); la actual favorita para ganar el Oscar de esta categoría, Toni Erdmann; y además Mustang, nominada el año pasado por el Oscar, y Julieta, de Pedro Almodóvar. ¿Cómo se decide cuál nominada de este grupo merece el premio? No tengo la menor idea. Cualquiera será a su vez justa ganadora y sorpresiva ganadora.

 

  1. Arrival: la última esperanza.

Con 9 nominaciones al BAFTA y 8 nominaciones al Oscar (no incluyendo, recordemos, a Amy Adams), Arrival es la última carta que podría detener, at the edge of our hope, at the end of our time (sí, estoy citando Pacific Rim), a La La Land. No ganarle Mejor Película ni mucho menos (Titanic y All About Eve, con 14 nominaciones cada una, ganaron el máximo premio en su respectivo año, no hay motivos para dudar que La La Land lo consiga también), pero sí debilitarla en algunas categorías técnicas siendo Edición la más importante (Arrival ganó el premio del gremio respectivo en la categoría drama, mientras que La La Land hizo lo propio por comedia/musical), de modo que la favorita no rompa los récords que enfrenta.

Lo anterior en base al famoso voto preferencial (o preferential ballot para los amigos gringos), que habría impedido no sólo el triunfo aparentemente seguro de The Revenant el año pasado, sino que ninguna cinta desde el 2010 en ganar Mejor Película, haya ganado a su vez más de 5 premios (The Artist el 2011). Además, la tendencia en los años del régimen preferencial nos indica que la ganadora empata con otra (The King Speech empató con Inception el 2010, The Artist con Hugo el 2011, Birdman con The Grand Budapest Hotel el 2014), o bien ni siquiera alcanza a ser la película con más premios (Argo ganó 3 pero Life of Pi ganó 4 el 2012; 12 Years a Slave ganó 3 pero Gravity ganó 7 el 2013; y Spotlight ganó 2 pero Mad Max: Fury Road ganó 6 el año recién pasado, 2016).

Si algo o alguien podrá detener al monstruo de los premios que La La Land resultó ser, sin embargo, no lo sabremos hasta fines de febrero. Aunque este domingo podría dársenos una luz de esperanza. Veremos.