Carolina se coronó como la primera “Top Chef” chilena

Este jueves finalizó la primera temporada del programa que trajo la competencia culinaria a las pantallas chilenas. En el último capítulo del espacio de TVN se enfrentaron los chefs Carolina Erazo y Juan Morales, siendo ella quien se convirtió en la gran ganadora. El episodio que se tomó las redes sociales promedió 14.5 puntos.

La final comenzó con un enfrentamiento entre los cuatro cocineros que quedaban en competencia. Alicia Rodríguez; profesora pastelera e independiente; Cristián Sierra, chef de Boragó; Carolina Erazo, chef de Donosti, y Juan Morales, chef de D.O. e Instructor en Culinary, debieron cocinar el plato de sus sueños. Resultando Carolina y Juan como los flamantes finalistas.

Luego, en un escenario montado en el Patio de las Comunicaciones de TVN, que tuvo alfombra roja con rostros del canal e invitados, además de familiares, los finalistas tuvieron que hacer un menú completo: entrada, plato de fondo y postre. Además, cada uno seleccionó a un ayudante dentro de los ex concursantes para su rival. Así, Juan seleccionó a César para Carolina, quien a su vez eligió a Pilar como ayudante de Juan.

En la gran final, además de Pamela, Carlo y Ciro, el jurado estuvo acompañado por los reconocidos chef Gustavo Maurelli, chef ejecutivo del Sheraton Santiago; Carolina Bazán, chef de Ambrosía; Mariano Cid, chef ejecutivo de Renaissance, y Rodrigo Jofré, chef ejecutivo del Hotel Radisson Petra.

Como entrada, Carolina presentó Langosta escondida en sabores chilenos, con langosta, chuchoca, albahaca, ajo y pisco sour como ingredientes. Por su parte, Juan presentó a los jueces su entrada Ensalada de verano, en base a tomate, pimentón rojo y verde, queso fresco con ají verde, ciboulette, pepino, lechuga, pasta de aceitunas y huevo.

Luego, en el plato de fondo, Carolina presentó al jurado su plato Nuestro congrio en su jardín, con los ingredientes: congrio, caviar de hinojo, ostión y almejas. Asimismo, Juan presentó un plato que lucía el Konzo (pescado de la Isla de Pascua), papas chilotas, arvejas, perejil, cebollas asadas. Lo llamó Desde Rapanui a Chiloé.

Por último, en los postres, Carolina hizo Simplemente borgoña, una deconstrucción del borgoña en helado. Por el otro lado, Juan presentó su postre Leche asada, con tres texturas distintas y con helado de chañar.

Tras la evaluación del jurado, el gran veredicto lo entregó Julián Elfenbein desde la cima de Santiago, coronando a Carolina Erazo como la primera “Top Chef” de Chile.