Begoña Basauri y su personaje en “Verdades Ocultas”: “Uno nunca está seguro de que si ella es victimaria o víctima”

Tras su labor como panelista en el “Muy Buenos Días” de TVN, la actriz retornó a las teleserie en “Verdades Ocultas” con el personaje de Muriel Droguett, una enfermera envuelta en misterios y del que todavía no se sabe cuál es su verdadera historia.

En esta entrevista, Begoña Basauri revela más de su papel en la teleserie diurna de Mega, sobre su participación como panelista en el matinal del canal estatal y de sus nuevos proyectos.

Volviste a la actuación después de tu paso por el “Muy Buenos Días”, ¿por qué elegiste “Verdades Ocultas” para ello?

¿Cómo volver a otra parte que no fuera esa? Porque es la teleserie que está viendo todo el mundo, que esta súper entretenida. Aparte, es la que yo estaba viendo, así que siento de muy buena forma, que volví al mejor lugar al que pude haber llegado.

¿Qué fue lo que más te gustó de tu personaje?

El misterio que hay al rededor de ella. Todo el misterio que envuelve a Muriel me pareció que era súper interesante de interpretar, pero como era una teleserie que yo veía, lo pensé más desde el lado del televidente. Me pareció que era un personaje muy interesante para la trama.

Como tú bien dices, Muriel es un personaje enigmático, que tiene una historia con Leonardo (Carlos Díaz) que aún no se conoce. ¿Qué se trae entre manos?¿Es igual de obsesiva que Leonardo? ¿Muriel va a complicar aún más la historia?

Lo que creo, que es lo que me ha pasado a mí leyendo los capítulos, es que uno también se va sorprendiendo de la trama que va pasando. Yo me he sorprendido de cosas, de la historia de Muriel, porque a uno le cuentan como una generalidad. Lo que es muy interesante en Muriel, como está escrito, es que uno nunca está seguro de que si ella es victimaria o víctima. Eso es bien interesante de verlo desde el espectador.

Según se puede interpretar, lo que se ha visto en la teleserie, es que tal vez Muriel pueda sentir algo por Tomás, porque mira raro a Rocío cada vez que se acerca a él y al hijo… ¿puede ir por ahí?

Esa es una de las interpretaciones que tiene que ver con ella, pero en realidad uno no tiene muy claro qué está haciendo ahí, a qué es lo que llega, y eso es muy interesante porque una vez que se descubre tampoco es seguro si hace o no lo que tiene que hacer… No quiero dar spoiler, por eso soy tan vaga, pero en el fondo todo el tiempo con Muriel uno dice ‘ah ya entendí, esta tipa es así y asá, va por este y por esto’, y hace totalmente lo contrario. Cuando uno cree que ya la develó y la entendió, se da una vuelta donde uno dice ‘pero, ¿por qué hizo esto otro?’. Por eso creo que una de las claves que le puedo dar a la gente que ve “Verdades Ocultas”, es que tiene que ver con que cuando uno dice que ‘esta mina es victimaria, esta mina es mala, chuta, no, parece que es víctima’, cuando dicen ‘pobre, es víctima de las circunstancias’ se dan cuenta que es victimaria. Eso es súper interesante: develar el papel que ella cumple.

¿Cómo fue llegar a una teleserie con un equipo que ya está armado?

Súper bueno, porque es un equipo que yo ya conocía de antes. Ellos funcionan como una comunidad, como el pasaje que uno puede ver un poco. Igual que en la teleserie, que son personas súper querendonas, en verdad son así. Yo tuve muy buena recepción, me sentí muy bien recibida. Uno aporta también un giro a la historia, entonces para los que ya están ahí se vuelve interesante que entren personajes nuevos.

Pasando a otro tema, ¿cómo calificas tu experiencia en el “Muy Buenos Días? ¿Te arrepientes de haber apostado por la animación?

Para nada, creo que es algo que debemos erradicar en Chile: que es creer que la gente es unifocal, que la gente es una cosa o la otra. Yo no soy menos actriz porque sea panelista de un programa, y no dejo de ser panelista, no dejo de dejar la ventana abierta porque retomo la actuación, y trabajo todos los días en la radio. Yo creo que a lo que tenemos que apostar hoy en día en Chile, y me refiero a todos los trabajos, es a tratar de diversificarnos lo más posible. Para mí, la experiencia de haber trabajado como panelista en un matinal fue buenísima, la repetiría. Me encanta la animación, amo la actuación. Para mí no es lo uno o lo otro, sino que es lo uno más lo otro.

Cuando terminen las grabaciones de las teleseries, ¿qué proyectos se vienen a futuro?

Por ahora estoy concentrada en las grabaciones de la teleserie y la radio, lo que me ocupa el día completo. Ya he tenido conversaciones bien interesantes, pero nada que esté cerrado todavía. Tengo proyectos de teatro también. Gracias a Dios, trabajo siempre tengo.

¿Te gustaría quedarte en Mega?

Me encantaría, por supuesto. Creo que es una área dramática que esta haciendo cosas muy interesantes.