esperanza-mia

Así se escuchará Lali Espósito en la teleserie doblada de Chilevisión, “Esperanza Mía”

Polémica causó hace algunos días cuando Chilevisión anunció el estreno de la teleserie argentina protagonizada por la actriz y cantante que también participó en la popular “Casi Ángeles” y que será jurado en el próximo Festival de Viña del Mar.

En redes sociales los fanáticos de Espósito se mostraron furiosos con la decisión que tomó el canal de doblar “Esperanza Mía” con un español “chileno”, alegando que otras producciones argentinas lograron gran éxito en nuestro país sin necesidad de haber sido dobladas, como es el caso de “Nino”, “Estrellita Mía” o “Grande Pá”.

Por si no lo viste, te dejamos a continuación el video con el trailer que subió el usuario “mathiax” a su cuenta de Youtube:

Para que veas que no hay mucha diferencia en el idioma, más allá del acento argentino que todos conocemos, ésta es la versión original:

“Esperanza Mía” cuenta la historia de Julia Albarracín (Espósito), una joven de 21 años que vive en Colonia La Merced, un pequeño pueblo de la provincia de Buenos Aires, junto a Blanca, su madre adoptiva, quien se enferma y luego fallece producto de la contaminación generada por la planta en la que trabajaba. Antes de morir, le da a su hija las pruebas necesarias para demostrar la responsabilidad de la fábrica y, por ende, de sus dueños.

Cuando Julia intenta recurrir a la justicia, comienzan a perseguirla dos matones enviados por uno de los dueños de la empresa, por lo que escapa hacia Buenos Aires para pedir ayuda a una vieja amiga de su madre, Concepción (Ana Maria Picchio), quien es la madre superiora del Convento Santa Rosa y decide hacer pasar a Julia por novicia, para ocultar su identidad y protegerla. La joven se interna en el convento bajo el nombre de Esperanza, pero su llegada genera varios conflictos con el resto de las monjas. En el lugar conoce a Clara, una monja que resulta ser su madre biológica.

Por otro lado, Tomás Ortiz (Mariano Martínez) es un joven sacerdote que regresa a Buenos Aires, su ciudad natal. Junto con su hermano Máximo (Tomás Fonzi) es dueño de la fábrica que intenta denunciar Julia. Máximo es quien está al frente de la empresa y está al tanto de las denuncias de contaminación.

Tomás comienza a ayudar al Convento Santa Rosa, lo que lo lleva a establecer un vínculo muy especial con Esperanza. Ambos comienzan a enamorarse, pero la vocación religiosa de él y el supuesto rol de novicia de ella hacen que vivan un romance prohibido.