Antonia Zegers: “Para mí fue realmente un lujo volver con este proyecto a las teleseries”

La última aparición en teleseries de Antonia fue como la doctora Laura en la fallida “Sin Anestesia” de Chilevisión. Tras cinco años de ausencia, la actriz vuelve en la nueva nocturna de Canal 13, “Secretos en el Jardín”, donde encarnará a Magdalena Villanueva, una mujer de acomodada situación, pero muy carente en el plano afectivo. Esto crecerá cuando empiece a descubrir verdades respecto a su círculo cercano e incluso secretos acerca de su esposo (Alejandro Goic).

¿Cómo ha sido volver al formato teleseries?
Fue un lujo para mi volver y más aun a este proyecto en particular. Es un proyecto que ha sido muy cuidado. Matías Ovalle y la Nona Fernández (el productor y la guionista de la teleserie), llevaban mucho tiempo trabajando en esta historia. Entonces, desde que me entregaron el capítulo uno en adelante, yo me di cuenta que era un trabajo que viene con mucha dedicación. No es un producto hecho contra el tiempo y eso se nota en los guiones, se nota en la factura, en la complejidad de los personajes. Para mí fue realmente un lujo volver con este proyecto a las teleseries.

¿Antes de la teleserie conocías de esta historia?
Bueno, uno vivió sabiendo que existían, pero yo tenía como 8 años en ese tiempo. No me había metido a fondo para saber lo que realmente era. Y descubrí que es algo que cruza toda la historia política de nuestro país, que dialoga con todo, que todo se termina cruzando.

¿Cómo preparaste este personaje?
Bueno mi personaje se va construyendo en el tiempo, pero yo creé para esta mujer una especie de sordera emocional, una sordera visual, una actitud de no hacerse cargo de su pequeña historia ni de la historia macro en la que vive. Magdalena anda siempre con una copa en la mano porque como mucha gente en ese tiempo en el país, ella operaba desde esa sordera, desde esa nebulosa de no mirar mucho, de no escuchar mucho, de no tomarse nada muy en serio para poder seguir viviendo. Ahí lo van a ver, pero es una mujer que está inmersa en un círculo muy toxico.

¿Es muy distinto este personaje a lo que habías hecho antes?
Mira, la verdad es que me ha tocado de todo en mi trabajo. Me ha tocado muchas veces meterme en espacios emocionalmente complejos, personajes muy complejos y es algo que lo tengo muy asumido. Es parte de mi trabajo y me encanta que sea así.