Antonia Zegers: “Me parece muy valioso que TVN siga haciendo ficción”

La actriz formará parte de la nueva teleserie que está grabando el canal público, donde dará vida a Pachi, quien tiene un restaurante en el Cajón del Maipo y que acaba de sufrir la traición de su marido (Ricardo Fernández), el amor de su vida, con el que tiene dos hijos: Rocío (Vivianne Dietz) y Matías (Diego Chávez), quien padece sordera.

Tras su separación, conocerá a Caco (Felipe Braun), un hombre viudo y padre de 3 hijos, quien tras la muerte de su mujer se centró en el trabajo dejando de lado a su familia, pero tras enterarse de que padece una grave enfermedad, decide recuperar el tiempo perdido y hace lo que siempre quiso: tener un local de comida, el cual lo establecerá al lado del de Pachi.

En entrevista con Fotech.cl, Antonia confidenció cómo fue aprender el lenguaje de señas, los cambios que han sufrido las teleseries y sobre la situación en la que se encuentra el canal estatal en dicha materia.

¿Cómo te sientes con tu regreso a las teleseries, en especial con este papel de Pachi?
Estoy muy contenta. Nunca me he ido del todo, lo que pasa es que lo ultimo que hice fue “Pobre Gallo”, entre eso y esto estaba haciendo otras cosas, no fue tanto tiempo. Siempre estoy entrando y saliendo de todos lados. Estoy muy contenta con la historia, con el personaje, con el equipo. Estoy muy feliz, reina mucha alegría en las grabaciones.

¿Qué opinas de la historia que toca, sobretodo el tema de la inclusión, siendo tú una de las protagonistas con un hijo con sordera?
Ese ha sido el punto tan luminoso de este trabajo, porque más que incluir desde afuera algo, nosotros estamos siendo parte. Estamos aprendiendo a hablar en señas, estamos conociendo ese mundo con todos sus rincones. El niño que hace de mi hijo es una belleza, es un niño increíble, con una mirada demasiado luminosa que me conmueve el corazón. Hoy tuve mi primera escena con lenguaje de señas, fue muy bonito. Estamos apoyados por un súper profe. Son los regalos que a veces tiene mi profesión.

¿Cómo ha sido ese proceso de aprender el lenguaje de señas?
Ha sido muy difícil, porque de verdad hay que soltar la mano. Para nosotros, un punto a favor que tenemos como actores es que la lengua de señas siempre va apoyada de una gestualidad, de repente signar algo sin la gestualidad que corresponde puede significar otra cosa, y en eso, como actores, tenemos algo avanzado. Ha sido muy bonito, le ha dado mucha luminosidad a esta historia que podría ser una teleserie más, pero no lo es porque nos ha significado entrar en este mundo y ojalá a la audiencia la conmueva, y atraiga la posibilidad de correr esa cortina y ver cómo funciona.

¿Cómo ves el enfoque que le está dando TVN a sus últimas producciones con el tema de la inclusión, el Alzheimer, la inmigración?
Creo que es muy bonito. Siempre es bonito ponerse una labor cuando uno hace televisión, es este caso televisión pública. La labor de la inclusión, que ya se había hecho muchos años antes, podemos decir que en “Romané”, en “Iorana”, también se trataba de eso, de tomar realidades que estaban escondidas debajo de la alfombra y ponerlas arriba de la mesa, hacerlas populares e incluir a esas marginalidades a la sociedad. Digo marginalidades porque son mundos más pequeños, no por otra cosa. Creo que le da mucho sentido al trabajo, porque si bien es una comedia romántica, donde tiene todos los ingredientes de una teleserie, como el amor, el engaño; hay una labor que está detrás y que es súper bonito. Me siento súper orgullosa de ser parte de ella.

¿Cómo te sientes al reencontrarte con Ricardo Fernández, con quien ya trabajaste como pareja en “Pampa Ilusión” y “El Circo de las Montini”?
Con Felipe Braun también en “Iorana” y en “La Fiera”. Bien, bonito, ha pasado harto tiempo, ha sido muy entretenido encontrarnos de nuevo, además nos queremos mucho, hay mucha buena onda. La verdad es que el equipo humano esta buenísimo, estoy contenta con eso.

¿Qué te parece que TVN esté subiendo todas sus producciones, como “Pampa Ilusión”, a YouTube?
Buena, que se magnifiquen. No tenía idea, me toma por sorpresa tu pregunta. Yo creo que hoy se puede todo.

¿Cómo ves los cambios que han tenido las teleseries en los últimos años, de pasar de estas megas produccioes como “Iorana”, “La Fiera”, a esta dinámica más rápida?
Con elencos más pequeños. No sé, me imagino que van cambiando los tiempos, los presupuestos. Yo creo que igual es algo que escapa mi dominio el cómo se diseña una teleserie hoy día, yo solamente soy parte de un engranaje.

A ti, ¿qué tipo de teleseries te gustan más?
Uno tiene una nostalgia de tiempos pasados en todo sentido. Uno antes veía las teleseries en familia, en la casa, se juntaban todos a una hora, y ahora la gente las ve en las computadoras… Los tiempos son muy distintos. Eso no es bueno ni malo, los cambios no son malos, van sintonizando con los tiempos que les tocan.

¿Qué opinión te vale el presente en el que se encuentra TVN con sus producciones en comparación a Mega?
Me parece muy valioso que TVN siga haciendo ficción, producción nacional. Creo que es muy importante para todos nosotros, no solo para los que la hacemos, sino que también para la audiencia. Creo que resistir y seguir teniendo la vocación de narrar, de contar historias chilenas, hechas por nosotros es importante, es identidad y las audiencias siempre pueden cambiar. Ojalá que en esta ocasión nos vean y disfruten con nosotros.

¿Qué se puede esperar de esta nueva teleserie?
Es una comedia romántica con todos los ingredientes clásicos de una teleserie, pero además tiene estos puntos de luz como la lengua de señas. También tiene que ver con otro personaje, pero aún no puedo revelar la trama completa. Tiene que tiene esta labor de inclusión, que está muy lindamente escrita y puesta en un niño.