Amanda Bynes podría estar un año en clínica de rehabilitación

Quien fuera una de las promesas juveniles hace unos años, hoy es un completo desastre. Amanda Bynes fue nuevamente internada en una clínica de rehabilitación, luego de que sus padres consideraran que aún no está bien mentalmente.

La actriz de Nickelodeon fue engañada por sus padres, creyendo que iba a juntarse con sus abogados luego de publicar en su cuenta oficial de Twitter mentiras como “mi padre abusó física y verbalmente desde que era chica”. “Estas acusaciones se derivan del estado mental de Amanda. No tienen ninguna base en la realidad”, respondió la familia, publicó el sitio TMZ.

Bynes, de 28 años, ya había causado polémica la semana pasada luego de que una cámara de seguridad en una tienda la captara bailando y con un extraño comportamiento. Además intentó llevarse prendas sin pagarlas.

Los padres de Amanda, quienes tenían su tutela, están tratando de mantenerla, pero puede que sea revocada. Si esto ocurre, ella deberá iniciar una nueva modalidad en este centro de rehabilitación llamado The LPS Hold, donde los médicos pueden limitar a la paciente de encontrarse “gravemente incapacitada como resultado de un trastorno mental o menoscabo crónico de alcoholismo”.

Esto lo debe decidir un juez, por lo que Amanda podría quedar un año internada ya sea en un hospital o en una instalación de seguridad, recibiendo los medicamentos necesarios, pero contra su voluntad.