Alonso Quintero y su rol en “Perdona Nuestros Pecados”: “Martín es un niño y no cacha cómo funciona el mundo”

Se sumó a la teleserie de Mega hace unas semanas, pero recién en los próximos capítulos su presencia se marcará aún más. El joven actor regresó a las producciones después de tres años y en conversación con Fotech.cl, reveló cómo fue llegar a este proyecto en la mitad del camino y lo que se viene para su personaje en los episodios venideros.

¿Cómo se gestó tu llegada siendo que llevabas alrededor de tres años fuera de la televisión?
Fue porque la Moira Miller, quien está a cargo de los casting, me llamó porque tenía la situación del cambio de época y estaba este personaje que era Martín Quiroga, un chico que tenía alrededor de 15 años en la época pasada, y yo por casualidad del casting que al parecer se parecía un poco a mí, porque era crespito y todo eso. Estuvieron probando a mucha gente para ese personaje, porque al principio querían que fuera un cabro un poco más grande, pero finalmente la Moira dijo ‘sabes que, por qué no ponemos a un actor y yo sé quien perfectamente puede ser’. Me llamó a mí, hicimos prueba de vestuario y listo.

¿Cómo fue llegar a este elenco que ya llevaba meses trabajando? ¿Cómo te recibieron?
Es difícil para mí en términos actores. Ellos se han portado la raja, el equipo completo, pero es difícil subirse a un barco que ya está andando a mitad de camino. Llevan meses grabando en un proyecto que ya está elaborado, que tiene sus personajes construidos, que anda por sí solo. Yo entro sin saber mucho, lo había visto pero entrando a leer los capítulos para ponerme al día, sin cachar mucho el personaje, no es fácil. Ya que llevo un poco más de un mes le estoy agarrando la mano, pero fue difícil al principio.

¿Habías visto la teleserie antes?
Había visto pero capítulos sueltos, no la había en orden. La encontraba muy buena, muy entretenida. Además, me gustaba mucho el arte y la historia, entonces me enganchaba rápido. Cuando me invitaron a participar, tenía que ponerme al día para saber más o menos en qué estaban los personajes y me puse a verla en orden y de forma más frecuente.

En un principio, cuando se anunció que entrabas al elenco, apareciste muy poco. Con lo ocurrido esta noche, vimos que tomarás más protagonismo en la historia…
Sí, bueno, yo tengo entendido que esa fue una decisión de dirección y guión. Nosotros que somos personajes más pequeños, los niños, aparecíamos poco después del cambio de época porque podía ser muy fuerte para el espectador el cambio y un poco confuso si es que aparecíamos al tiro los cabros más grandes, podría ser enredado. Empezamos apareciendo poquito, para marcar presencia de que los cabros siguen existiendo y ahora se empieza a desarrollar la trama de cada uno de ellos. Por lo que se vio ayer (martes), el mío empieza a estar más cercano a la trama de Quiroga, del papá, el personaje de Álvaro Rudolphy, lo cual es bastante interesante actoralmente y también por las personas con las que me toca compartir. Yo conocía a Álvaro pero nunca había trabajado con él y sin duda es un desafío porque es un tremendo actor. Uno va aprendiendo y desarrollándose también.

Por lo que se ha visto en la historia, Martín es más bien inocente en comparación a su padre y estaba un poco incómodo con el plan de desenmascarar a Elvira (Katyna Huberman). ¿Cómo va a enfrentar Martín esto?
Martín, sin duda, aún es un niño y no cacha mucho cómo funciona el mundo. Está todavía en ese proceso de que le empiezan a llamar la atención las minas y lo único que quiere es salir con alguna, pero no sabe cómo hacerlo. Aparte era una época donde era mucho más complejo, socialmente hablando, y entonces se da cuenta que estando cerca del padre, las cosas se le hacen más fácil. Tiene acceso a una vida económica estable, tiene derecho a decir ‘oye, soy el hijo del jefe, así que ayúdame con lo que sea’. Él se va dando cuenta que esa vida es mucho más fácil que la de estudiar, que es algo que no le gusta mucho. Empieza a estar cómodo, pero sin sentirse cómodo con la maldad persé que es un rasgo esencial del padre. Lo que sí hay un proceso que Martín vive, en el que empieza a hacer la vista gorda con estos actos de maldad en pos de verse beneficiado con lo que estar con su padre conlleva.

Hace unas semanas se tomó la decisión de alargar “Perdona Nuestros Pecados” hasta el próximo años. Tú, anteriormente, viviste este proceso con “Pobre Rico”. En este caso, ¿crees que a la teleserie de Mega la beneficiará esta decisión?
Yo la verdad, encuentro que en general las teleseries cuando se alargan es complejo porque los guionistas ya tienen un proyecto y un proceso del proyecto ya establecido y cuando les dicen ‘oye, necesitamos que hagas 40 capítulos más’, sin duda para ellos es complicado. Pero me dio la sensación, y me da, porque cada vez que hablo con el Nico (Alemparte, director de la teleserie) y me cuenta los planes que tiene Pablo (Illanes) para los personajes más adelante, me da la sensación de que Pablo tenía súper considerado la posibilidad de que esto se alargara y, por lo menos, con los capítulos que estamos leyendo nosotros ahora, la teleserie se empieza cada vez mejor, más intensa y más elaborada. Tengo la percepción de que va a ser un muy buen plus porque va a aportar a que los personajes y las tramas se desarrollen mucho más.