Alicia Rodríguez, la joven que revoluciona “La Poseída”

Saltó a la fama con su polémico protagónico en la película “Joven y Alocada” el año 2012, pero hoy por hoy, Alicia Rodríguez vuelve a estar en la palestra por su controversial rol en la teleserie nocturna de TVN, “La Poseída”, donde interpreta a Vitalia Mackenna, la enemiga de Carmen Marín (Luciana Echeverría) a quien suele molestar y discriminar.

En el capítulo del pasado 25 de junio, Rodríguez encendió las redes sociales luego de que su personaje besara apasionadamente a sus compañeras del internado, Elena (Camila Roeschmann) y Teresita (Constanza Contreras), a quienes les enseñó su experiencia en el arte de la seducción. Pero esto no se quedaría ahí, porque anoche volvió a repetirlo, argumentando que por culpa del diablo sus deseos eran incontrolables.

Nuevamente Twitter se llenó de comentarios respecto a la escena, que a diferencia de la anterior, esta vez fue sorprendida por Adela Soto (Magdalena Müller), quien quedó perpleja ante lo que vio.

El rol le ha traído buenos comentarios a Rodríguez, quien inició su carrera cuando tenía apenas 17 años tras participar en la película de Sebastián Leilo, “Navidad”, el año 2009. Al año siguiente sumó un nuevo personaje en “La vida de los peces” de Matías Bize, en “Gatos Viejos” de Sebastián Silva y Pedro Peirano, “Bonsái” de Cristián Jiménez, entre otros. Fue con “Joven y Alocada” de Marialy Rivas que llegó a la cúspide tras ser elogiada en festivales como Sundance donde la producción se llevó el premio al mejor guión.

En televisión, en tanto, la actriz solo se desempeñó en “Sudamerican Rockers” de Chilevisión el año pasado, donde estuvo como invitada en el capítulo siete de la serie.

Sobre trabajar en “La Poseída”, en una entrevista otorgada a Página 7, señaló que “hay buena onda, tenemos un equipo notable. Nos llevamos todos súper bien. Me toca trabajar con varios ambientes, y nos hemos aclanado bastante”.

“He hecho películas, obras, series, nunca había hecho una teleserie, y ahora me doy cuenta que grabar tantos meses seguidos con un ritmo tan agitado y rápido da mucha práctica y eso es bacán”, destacó.