Alfonso, ganador de “MasterChef Chile”: “Hubo un momento que me quedé en blanco y después reaccioné que era el ganador”

Anoche, el programa de cocina de Canal 13 despidió su segunda temporada coronando a Alfonso como el nuevo “MasterChef”. El garzón de 63 años venció en una reñida competencia a Max. En cuanto a sintonía, “MasterChef” lideró su horario con 16.6 puntos de promedio entre las 22:37 y las 01:46 horas, con varios peak de 22 unidades. En ese mismo horario, TVN tuvo 11.6 puntos; Mega 16.0 y CHV 7.2 unidades.

En la primera parte de la final, los cuatro finalistas -Max, Alfonso, Maylin y Almendra- se enfrentaron en dos duelos: Max versus Almendra, y Alfonso contra Maylin. La mecánica de los enfrentamientos consistió en elegir una proteína y un acompañamiento, ambos debieron utilizar los mismos ingredientes como base de su plato. Los ganadores fueron Max y Alfonso.

En el duelo decisivo, Max y Alfonso fueron evaluados por los jueces Chris Carpentier, Yann Yvin y Ennio Carota a quienes se sumaron Tomás Olivera, Ciro Watanabe, Pamela Fidalgo, Franck Dieudonné, Juan Manuel Pena Passaro, Massimo Funari y Rodolfo Guzmán. Los aspirantes tuvieron tres horas para hacer plato de entrada, fondo y postre, y replicarlos cinco veces cada uno, teniendo la posibilidad de ocupar todo lo que hay en el supermercado.

Tras el conteo de los votos, Alfonso se convirtió en el segundo “MasterChef Chile”. Como ganador recibió $25 millones, un automóvil y un viaje a España para conocer El Celler de Can Roca, dirigido por los hermanos Roca, elegido como el mejor restaurante del mundo. El segundo lugar obtuvo un premio de $10 millones.

“Cuando dijeron que yo era el ganador como que se me incendió el cuerpo, sentí un calor hacia arriba… Algo se iba a salir. Hubo un momento que me quedé en blanco y después reaccioné que era el ganador. Estoy muy contento, he celebrado mucho, fue un camino que costó de principio pero ganar “MasterChef” es una cosa increíble”, fueron las primeras palabras del garzón de 63 años.

Así, confesó que al momento de enfrentarse con Max en el duelo final “le tomé el sentido a la cocina, el hilo conductor. La cocina tiene un norte, no me desviaba. Cuando entendí el hilo conductor, estaba contento. Yo era el único aspirante que bailaba y le ponía, me salía un poco, era una estrategia que tenía y cuando empecé a empinar el puño -que fue en los últimos seis capítulos- entendí que ese puño me da una fuerza como cualquiera”.

“De principio veníamos los dos iguales y parecidos. Max con su cocina novedosa y y yo con mi cocina tradicional, alocada pero más suave. Nunca estuve confiado, yo sabía que era un rival fuerte pero yo venía con ‘quiero ganar, quiero ganar, quiero ganar'”, sostuvo.

Alfonso quiso dedicar este triunfo a “mi familia, a toda la gente de Canal 13, a la gente que nos ayudó… Además que este es un programa muy bueno, además que tengo compañeros muy buena onda, somos muy fraternales. Yo creo que mi señora me ayudó esta noche”.