Acogen recurso de protección contra “Manos al Fuego” de Chilevisión

El ingeniero Valentín Daza fue parte de un capítulo del polémico programa de Chilevisión, sin embargo las imágenes no saldrán al aire y deberán ser borradas, así lo declaró esta tarde la Sexta Sala de la Corte de Apelación de Santiago. Todo debido a que fue grabado sin su consentimiento mediante cámaras ocultas.

Según indica el fallo, su polola, Claudia Morales, fue abordada por el conductor de “Manos al Fuego”, el periodista César Campos, quien le ofrece la suma de $500.000 con el objeto de grabar unas imágenes de Valentín sin que éste supiera. Es así como Claudia le pidió que se dirigiera a un domicilio en Quinta Normal, para que una mujer le entregara un teléfono, lugar en que apareció una actriz contratada por Chilevisión y, con la que de a poco comenzó a caer en el juego de seducción que le estaban haciendo, mientras en otro lugar cercano su polola miraba y escuchaba todo a través de una pantalla que le proporcionaba el programa.

Producto de todo lo anterior, se generó una fuerte crisis de pareja con su polola, a quien pidió que hiciera todo lo posible para que no se usaran esas imágenes, haciendo ver al canal que nunca dio su consentimiento para la emisión de ellas; que el día 24 de febrero su polola devolvió el dinero que el canal le había entregado, ascendente a la suma de $200.000.

Sin embargo, Chilevisión siguió insistiendo y a mediados de mayo comenzó a llamar por teléfono a su polola para que lo convenciera de la emisión del contenido, a lo que se negó, y el 13 de Junio siguiente comenzaron insistentemente a llamarlo en su celular, número que no sabe cómo lo obtuvieron y ante la negativa de su parte a contestar, personal del canal viajo a Talcahuano a la dirección de sus padres, conversaron con su madre, a quien trataron de presionar para convencerlo; el canal siguió insistiendo efectuando 15 llamadas diarias y el día 17 de junio, en vista de lo ocurrido, decide encararlos para que lo siguieran molestando, oportunidad en que se produce el acto arbitrario o ilegal de la recurrida al decidir informarle que pese a que no prestará su consentimiento, se emitirá el contenido del programa de igual forma, por cuanto su polola había firmado un contrato y algunas imágenes habían sido captadas en la vía pública.

Sobre la petición de borrar el contenido del programa Chilevisión reconoció haber grabado imágenes del señor Daza mediante cámaras ocultas y sin su conocimiento ni consentimiento, y dado el contenido del programa descrito en el recurso, cabe estimar que la sola existencia de la grabación, aún en el evento de que no será emitido el programa, constituye una amenaza latente al derecho al respeto a la vida privada del recurrente, por lo que se acogió este recurso.

De esta manera la Sexta Sala de la Corte de Apelación de Santiago ordenó al canal borrar de sus registros la grabación del programa “Manos al Fuego” en el que aparecen las imágenes de Valentín, debiendo informar oportunamente a la Corte del cumplimiento de lo ordenado.